Luego del encuentro entre los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, el saldo más visible, es el de una buena relación entre los mandatarios de los dos países, en torno al reeditado acuerdo comercial.

El presidente de México enarboló la bandera del libre comercio, como lo hizo hace 30 años el presidente Carlos Salinas de Gortari. Y el presidente de EU, en medio de la búsqueda de su reelección y, su prolongada guerra comercial con China, pareció coincidir en la importancia del bloque comercial norteamericano.

López Obrador proclamó el fortalecimiento del bloque comercial norteamericano.

Paradojicamente, López Obrador está siguiendo el mismo camino y está profundizando la apertura e integración comercial con el bloque norteamericano.

Salinas de Gortari, el mayor representante de la “política neoliberal” en México, al que López Obrador ha calificado como el padre de la desigualdad moderna, fue quien marcó el camino de la apertura comercial mexicana.

Hoy parece que la circunstancia geopolítica reacomodó las piezas y colocó en la misma ruta a Trump y López Obrador. La guerra comercial que EU inició en marzo del 2018 contra China, la otra potencia económica mundial, ha afectado a ambas naciones por la aplicación mutua de aranceles y las ha desgastado política y económicamente.

En ese contexto, las circunstancias de crisis económica mundial derivadas de la pandemia del Covid-19, ha hecho que los dos presidentes caigan en cuenta en lo que desde hace años marcaron los expertos en comercio: la necesidad de fortalecer el bloque norteamericano.

La visita presidencial, dejó ver que las perspectivas de los presidentes de ambos países confluyen en dos objetivos concretos:

1.- Aumentar la competitividad del bloque comercial, frente al resto del mundo. Específicamente, respecto del gigante asiático.

Y 2.- Avanzar en la complementariedad regional. El fortalecimiento de las cadenas de proveeduría en la región T-MEC. En particular, de México, para recuperar lo que China ha ganado en la proveeduría en Norteamérica.

El presidente de México en su discurso en el jardín de las rosas de la Casa Blanca y en su video mensaje sabatino: destacó que la región tiene un déficit de 600,000 millones de dólares en su balanza comercial.

Se pronunció poque América del Norte se fortalezca comercialmente frente al resto del mundo.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, asegura que la reunión presidencial sirvió para plantear cómo América del Norte puede aumentar su competitividad, en el difícil entorno por el Covid-19.

Y para profundizar en la necesaria relocalización de empresas que migraron a China. La intención es atraerlas a México.

La CEO de Financiera Sustentable, Patricia Armendáriz, coincide en que  quedó claro que el valor agregado de las importaciones que realiza EU de la región norteamericana ha caído entre el 25 y el 40%, por el aumento de las importaciones de China.

Los funcionarios e inversionistas de ambos países están convencidos de que debe recuperarse la capacidad regional para aportar en el valor agregado.

Lo que todavía no está claro es cómo se fortalecerá el bloque norteamericano, en materia de energía.

En el último año y medio, se ha frenado la participación de la inversión extranjera en el negocio energético: hidrocarburos, electricidad, energías limpias.

El gobierno lopezobradorista avanza en la ruta del fortalecimiento de Pemex y CFE en su perfil monopólico y en reducir la participación de la inversión extranjera.

Es la pieza del rompecabezas que todavía no está claro si embonará con los planes del bloque comercial norteamericano o será la “piedra en el zapato” de la relación comercial, por el modelo de soberanía energética del gobierno mexicano.

Otra pieza que enfilará la ruta del sector energético mexicano es la escandalosa corrupción antes y después de la Reforma Energética y  los inminentes escándalos alrededor de los procesados. Al tiempo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.