La polémica en Chile va mucho más allá de las canchas. Varios periodistas de aquellas tierras aseguran que es casi un tema de Estado lo que ocurre con La Roja. Y es que Marcelo Bielsa, técnico del equipo, nunca ha ocultado su admiración por Michelle Bachelet y su rechazo a Sebastián Piñera.

Los que conocen a Bielsa saben que siempre ha sido de izquierda y jamás lo ha ocultado. Desde que llegó a dirigir a la selección de Chile, el Loco se ha identificado con la ex presidente de aquella nación y era la única que tenía permitido charlar con el equipo previo a los partidos definitivos.

El problema llegó cuando Piñera, el empresario de derecha tomó el poder. Bielsa se niega a darle acceso al equipo y cuando ocurre lo hace casi de mala gana.

Muchos dicen que Bielsa busca cualquier motivo para irse ya de Chile y un problema de Estado lo podría orillar a tomar esa decisión. Quizás Sebastián sea el que tenga la última palabra.