El pasado lunes en su conferencia de prensa matutina, realizada en Puerto Vallarta, Jalisco, el presidente López Obrador fue interrogado por un reportero acerca de la seguridad en las entidades urbanas. Según la última encuesta del Inegi —expresó el periodista— 66% de las personas se sienten inseguras en sus ciudades, dos de cada tres mexicanos tienen esa sensación.

En su turno al bat, es decir en el uso de la palabra, AMLO, apoyado por gráficas, mostró el incremento de homicidios dolosos a partir de la guerra de Calderón; donde hubo un aumento de personas desaparecidas que no fueron consideradas como homicidios —dijo—. Éstos se acrecentaron con Peña y, según manifestó, le dejaron la cifra muy alta. Acto seguido, describió con gráficas y datos del Inegi, “que analiza carpeta por carpeta”, de los primeros dos años de su gobierno que los homicidios se contuvieron, “mínimamente hay una disminución, y yo espero que esto baje. Es lo que más nos ha costado porque (se) quedaron todas las bandas, las heredamos”.

Luego se refirió al informe que hace el Inegi periódicamente en las ciudades del país a base de encuestas con personas de 18 años y más que identifican diversas problemáticas en su ciudad. “Miren —dijo y mostró la gráfica— lo que está en primer lugar: baches en calles y avenidas”.

“Por eso va a haber un programa, aprovecho para anunciarlo aquí en Vallarta, vamos a destinar un presupuesto especial para ciudades con los gobiernos estatales, con los gobiernos municipales”. Aquí es donde el redactor de esta columna mete su cuchara de publicista. Si el eslogan de la lucha contra el crimen organizado ha sido: “Abrazos y no balazos”. Propongo que en esta nueva cruzada del gobierno de la 4T se adopte un lema: “Bechos y no baches”. 

Según el precitado informe, delincuencia, robos y extorsiones están en el cuarto lugar de la lista. Sorprendente ¿no?

Ahora bien, como se sabe, el resultado de una encuesta está íntimamente relacionado con la formulación de las preguntas sobre lo que se investiga. Esto es, si el encuestador pregunta directamente: ¿Cuál de estos cuatro asuntos considera usted que es el más nocivo para su ciudad? A) Agua y drenaje problemáticos. B) Baches en calles y avenidas. C) Inseguridad y crimen organizado. D) Transporte público deficiente. Será la percepción de las ciudadanas y de los ciudadanos la que señale cuál de los cuatro puntos es el que consideran más perjudicial para su población.

Pero si la interrogante de la encuesta la elabora un redactor de textos como el que articuló la pregunta de la reciente Consulta Popular ésta sería así: ¿Estás de acuerdo o no con que los baches en las calles y avenidas de la ciudad causan constantemente el rompimiento de los tubos del agua y del drenaje con los consiguientes problemas. También, por la misma razón, se origina que el trasporte público sea deficiente y que las patrullas y ambulancias circulen a baja velocidad y lleguen tarde a los lugares donde el crimen organizado lleva a cabo sus masacres; además que los baches en las calles donde ocurren las matanzas se llenan de sangre que ocasionan salpicaduras en personas y vehículos? (Sí) (No)

Relato pandémico

Una amiga me mandó el siguiente relato: “Hay que tomarnos con mucha calma lo de la pandemia. Hay gente que, literalmente, se está volviendo loca por estar encerrada y sola. Justo se lo estaba comentando hace un rato al microondas y a la tostadora de pan, mientras nos tomábamos un café. Estuvimos de acuerdo. A la lavadora ya no le comento nada porque a todo le da vueltas. Tampoco al refrigerador porque lo siento frío y distante. Quise dialogar con la plancha y con la estufa pero ellas enseguida se calientan. Lo bueno es que me divierto con  la máquina de coser que tiene muy buenas puntadas.

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.

Lee más de este autor