Hoy en día, la industria de lácteos enfrenta escenarios económicos plenamente diferenciados; por una parte, la pujante economía de los países en desarrollo de Asia y América Latina; por la otra, la crisis económica de los países europeos. Esta realidad ha permitido a la industria explorar nuevas estrategias para ampliar y penetrar mercados.

La empresa Tetra Pak, en su publicación Dairy Index , destaca como una importante oportunidad de negocio el ofertar productos lácteos de bajo costo con la finalidad de penetrar en segmentos de población con ingresos medios y bajos (ingreso diario de hasta 8 dólares por día). Dichos segmentos representan 47.1% de la población mundial.

En particular, la publicación refiere que una de las estrategias más exitosas de penetración de mercados en India ha sido acercar productos lácteos líquidos de bajo costo en las tiendas populares con la finalidad de crear una cultura de consumo de productos sanos con alto valor nutritivo en los sectores de ingresos bajos y medios.

Estos segmentos de la población, comúnmente llamados base de la pirámide, aglutinan a gran número de personas y buscan acceder a productos nutritivos al alcance de sus bolsillos constantemente.

El fundamento económico de esta estrategia y de otras similares en países de Asia y América Latina radica en la evolución esperada de los ingresos en países en desarrollo.

Es decir, ante el crecimiento poblacional esperado, se estima que el incremento en los ingresos sea mayor, por lo que se podría anticipar un aumento en el ingreso per cápita.

De esta forma, se espera que el dinamismo económico de estos países sea suficiente para que los segmentos de la base de la pirámide asciendan en la escala económica en los próximos 10 años y, con ello, modifiquen sus hábitos de consumo y demanden en el futuro productos lácteos con mayor valor agregado.

En contraparte, en los mercados desarrollados de Europa que enfrentan una severa crisis económica actualmente -lo cual se traduce en desempleo y menores ingresos-, la industria de lácteos ha modificado las presentaciones de sus productos a tamaños pequeños.

Esto tiene la finalidad de ofertar en el mercado productos tradicionales en la dieta europea, caracterizados por su elevado valor agregado y alto costo.

México no queda ajeno a estas tendencias globales. Hoy en día, la base de la pirámide representa más de 50% de la población, segmentos potencialmente demandantes de productos lácteos de bajo costo. Es una oportunidad de negocio.

*Lizbeth Uribe es subdirectora de Evaluación de Programas en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]