Hace un mes, militantes del movimiento Mexicali Resiste bloquearon los accesos centrales a la planta cervecera que construye Constellations Brands. La explotación de los mantos acuíferos es la bandera enarbolada por los mexicalenses; certeza jurídica para una instalación que requerirá 4,500 millones de pesos fue lo que reclamaron los inversionistas a las autoridades locales y federales.

Antes, la defensa del agua fue el argumento de las comunidades originarias para impedir la construcción de un acueducto sobre el afluente del Río Sonora. Los bloqueos intermitentes a la carretera federal nunca fueron impedidos por las fuerzas estatales cuando el PAN estaba al frente de la administración estatal.

Esa inacción prevalece, ahora con el gobierno de la priista Claudia Pavlovich. Las barricadas en las cercanías de la mina San Buenavista del Cobre la empresa más grande e importante de Sonora cumplen 25 días. Extrabajadores de Grupo México, en este caso, han tomado este camino para presionar a Grupo México.

Los caminos de acceso a la mina, ubicada en Cananea, permanecen cerrados desde el pasado 27 de julio, en la acción concertada de un centenar de afiliados a la sección 65 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de la República Mexicana. La circulación de vehículos en la carretera que va a Nogales y la vía del ferrocarril también han sido bloqueadas. En el noroeste del país solo ocurre 12% del robo a los trenes.

De acuerdo a los voceros del movimiento, estas acciones están justificadas, pues Grupo México no cumplió con el pago de las liquidaciones mandatadas por la Junta de Conciliación y Arbitraje y tampoco entregó las utilidades correspondientes al ejercicio fiscal 2007.

Tras de una década de conflicto laboral, las partes mantienen sus posiciones irreductibles. ¿Y la autoridad laboral? Instalada en su discurso de cero huelgas , como si acallar las voces discordantes arreglara los problemas de fondo. El laudo validó la propuesta de la empresa, de entregar 2.5 veces el monto de la liquidación reclamable por ley a 825 de sus exempleados. Y la demanda de la PTU del 2007, tramitada en el 2009, fue desechada.

Tras cuatro semanas, los bloqueos a San Buenaventura del Cobre ya afectan a otras empresas y comunidades de la región. Las autoridades municipales y los líderes empresariales de la región pedirán apoyos estatales y federales ante la inminente pérdida de empleos, desabasto de víveres y mercancías, baja en los ingresos de las familias, incumplimiento de contratos, cancelación de pedidos en México y Estados Unidos, entre otras consecuencias.

Los accesos a la planta de Grupo México, bloqueados. La producción, a punto de quedar suspendida. Las autoridades federales, no intervienen. Y de las locales, mejor ni hablar. ¿Este caos únicamente es producto de la rebeldía de los mineros? De los 840 trabajadores, poco más de 200 aceptaron la oferta de liquidación se les ofreció 2.5 veces más de lo determinado en el laudo y muchos más están dispuestos a retirarse, pero la organización encabezada por Napoleón Gómez Urrutia se los impide.

Otro tipo de barricadas también afecta la operación de firmas multinacionales en el sureste del país. Ferromex recientemente ha alzado la voz para denunciar el robo de mercancía en el tramo que conecta Veracruz con la Ciudad de México, donde actualmente se cometen dos de cada tres asaltos a trenes. En lo que va del año, en la región oriental del país han ocurrido 281 intentos; 190 han sido exitosos.

La situación está fuera de control, lamentó Lourdes Aranda, vocera de la empresa ferrocarrilera. Y es que no es el robo de granos, sino la sustracción de resinas plásticas y otros petroquímicos. El año pasado, Ferromex se vio afectada por los bandoleros en Michoacán y el Bajío. El confinamiento del derecho de vía y la vigilancia de guardias privadas resultan insuficientes. ¿La principal afectación? Que algunas empresas ya buscan otras alternativas para transportar sus productos.

EFECTOS SECUNDARIOS

INCÓGNITA. Roberto Campa Cifrián reaccionó sorprendido por el revuelo generado por la versión de que se incorporará al equipo de Alfredo Del Mazo. El funcionario federal no pudo negar que su nombre encabeza la terna que el mexiquense llevó a Los Pinos para validar al próximo secretario general de Gobierno. Pero el subsecretario de Derechos Humanos ya prepara los argumentos para declinar, en caso de que efectivamente llegara tal invitación... ¿Será?

¿EMPATE? Hasta el último minuto, los aspirantes a coordinar la organización de Morena en la CDMX buscaron elevar su name recognition. Los afanes más intensos eran de Martí Batres y Mario Delgado, quienes así confirmaban su carácter de favoritos en el sondeo que se levantó este fin de semana. Los punteros, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal, conocerán el resultado de la medición a más tardar dentro de tres días. Legitimado por la encuesta y con el respaldo del resto de los contendientes, el abanderado de Morena a la CDMX deberá ahora buscar un sparring para no abstraerse de la promoción que permite el periodo de precampañas. ¿O un experto en derecho electoral? Y es que la dirigencia del PRD capitalino acudirá al INE para denunciar lo que consideran son flagrantes actos anticipados de campaña.

[email protected]