El Banco de México presentó hoy su calendario de anuncios monetarios y difusión de minutas sobre las Reuniones monetarias para el año 2016. Y tal como lo anticipó el Economista en Jefe de Bank of America Merrill Lynch (BofA) para México, Carlos Capistrán, el plan de Banxico es de un desacoplamiento de la Fed.

Me explico. Según el calendario, se separan las fechas previstas para los anuncios monetarios de la Reserva Federal.

De hecho, solo se aproximarán las fechas de Banxico a las programas del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés) en dos de los ocho anuncios previstos. Esta coincidencia se dará en marzo y diciembre.

Como cada año, los dos bancos centrales programan solo ocho anuncios, dejando cuatro meses libres de reuniones. Normalmente hay coincidencia en estas pausas monetaria. Pero en 2016, solo armonizarán en una fecha, esto en octubre.

La razón del desacoplamiento, me parece que tiene que ver con lo que nos anticipó el Economista de BofA, Carlos Capistrán: Los riesgos a la baja para la inflación que seguirán presentes el año entrante en México, evento que permite a Banxico, y cito ahora al Dr Capistrán esperar cómodamente a la Fed .

De acuerdo con el mismo especialista, cuya área acaba de recibir por quinto año consecutivo el reconocimiento como el mejor grupo de investigación económica según la revista Institutional Investor, Banxico subirá solo 50 puntos base la tasa entre diciembre de este año y el mismo mes del año entrante, mientras la Fed incrementará su rédito en 100 puntos a partir de diciembre.

La diferencia

Tal como nos explicó en la última conferencia de BofA para este año, las bajas presiones inflacionarias y modesto pass through que se ha presentado en los precios generales por el tipo de cambio, han facilitado al banco central esperar a la Fed en la subida.

En contraste, refiere que los bancos centrales de economías latinoamericanas como la de Perú, Brasil y Colombia tuvieron que comenzar con el ciclo alcista desde octubre, para contrarrestar las presiones inflacionarias por el traspaso del efecto cambiario, en primer orden. Y/o, para mesurar las salidas de capital. Esto último, lo digo yo.

Tal como lo documentó el fin de semana el Banco de Pagos Internacionales (BIS por su sigla en inglés), se presentó un éxodo de capitales de las 12 principales economías emergentes, de más de 45,000 millones de dólares, entre septiembre y agosto, un flujo mucho mayor al registrado a mediados del 2013, en el taper tantrum.>

Entre estas 12 economías identifican a México, Brasil, y Chile, por parte de los mercados latinoamericanos.

A partir de octubre, se lee en su Informe Trimestral, se detuvieron las pérdidas pero no se regresó a la actividad previa. Este punto en particular es el que destacan, al compararlo de nuevo con el que sucedió al verano del 2013, cuando se presentó un rebote considerable y se estabilizó el mercado .

El taper tantrum, es como se identifica en el mercado al periodo de volatilidad y salida de capitales que se presentó en el verano del 2013, tras anunciar la Reserva Federal que comenzaría a analizar estrategias de salida a sus políticas acomodaticias. Según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que ya había anticipado este retorno de capitales a mercados menos riesgosos, en el 2013 las salidas tuvieron una duración de 36 días.

Estos datos me hacen suponer que los bancos centrales de los países latinoamericanos se anticiparon al alza de tasas de la Fed, también para ofrecer un mayor retorno a los capitales interesados en alejarse del riesgo.

México sin salidas

En el tercer trimestre, cuando se presentó una escalada de la volatilidad por los temores de un aterrizaje forzoso en China y la incertidumbre ante la subida de tasas de la Fed. Al menos ese fue el diagnóstico del mismo Banxico hace semana y media, cuando divulgó los datos de la Balanza de Pagos.

Ahí, reiteró que no ha habido un flujo de capitales, pero sí un reajuste de portafolio, donde los inversionistas sueltan papel de corto plazo, se quedan con posiciones largas y utilizan mayormente, coberturas cambiarias.

Así que, como no hay presión inflacionaria, ni necesidad de que Banxico suba el premio a los inversionistas para que mantengan sus capitales en el mercado, tiene la posibilidad de esperar a que la Fed suba su tasa, para realizar en consonancia el primer movimiento.

Y desacoplarse de las decisiones monetarias de Estados Unidos, atendiendo tan solo a las necesidades de la economía y mercado doméstico mexicano.

Peeeero

Solo me preocupa algo. Y es que el mismo Banxico resalta en el comunicado de su calendario de anuncios del año entrante, que se reserva la facultad de modificar la postura de política monetaria en fechas distintas a las preestablecidas en caso de que se presentaran eventos extraordinarios que lo hicieran conveniente .

Lo que yo leo como: Porque puedo me desacoplo, pero si lo requiero me sincronizo de nuevo.

De mis apuntes

Yo estoy en cuenta regresiva. Como les había comentado, el 16 de diciembre, el programa en línea de El Economista, que tengo el honor de conducir: Voces en Directo, cumple DOS AÑOS.

Seguro ya vieron en el mismo periódico, que tendremos dos Especialistas del más alto nivel, como invitados de aniversario: El Director adjunto del Hemisferio Occidental del FMI, Robert Rennhack, el próximo 15 de diciembre y para el 16 del mes, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

Mucha mucha información para cerrar el año.

Aprovecho para agradecer a Gas Natural Fenosa, la oportunidad de participar en el 5º Reconocimiento al Trabajo Periodístico sobre energía.

Como siempre, los invito a seguir en comunicación en mi cuenta de twitter @morales_yoly. Nos vemos en línea el martes y traigo un plan para festejar con ustedes el aniversario. ¡Atentos al Periscope!