Parece una discusión eterna: ¿Banco de México debería tener un mandato dual?

A diferencia de lo que dice hoy la ley orgánica del banco central y la Constitución, que le imponen al banco central mexicano un solo mandato, la estabilidad de precios, ¿debería también considerar el crecimiento económico?

Es decir, el banco central, además de preservar el poder adquisitivo de la moneda, ¿debería también impulsar el crecimiento económico?

Estabilidad y crecimiento

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León (ADL), lo tiene muy claro.

Para él, debe mantenerse el actual mandato único.

A pregunta expresa sobre el tema —durante una entrevista en Fórmula Financiera— el gobernador del instituto central dijo: “Sentimos que el mandato de estabilidad y mantener una inflación baja y estable de manera sostenida a lo largo del tiempo es la mejor contribución que podemos tener para crear un entorno propicio y generar mayor inversión, mayor certeza y mayor crecimiento económico”.

Dualidad suaviza ciclos

Advirtió que “algunos bancos centrales que tienen mandato dual en realidad lo tienen como una consideración para suavizar los ciclos económicos, pero nunca para incrementar el crecimiento potencial en una economía”.

Banxico monitorea economía

En declaraciones periodísticas previas, el gobernador del banco central dijo que Banco de México no tiene mandato dual, pero monitorea el crecimiento.

Es importante para Banxico considerar el ritmo de actividad económica para estimar las expectativas de inflación.

En aquella ocasión, el banquero central respondía a las suspicacias que levantó el comunicado de política monetaria de la Junta de Gobierno en la que, según algunos analistas, le daba demasiado peso al crecimiento de la actividad económica en sus apreciaciones.

En aquella ocasión, tanto como en el actual contexto, el gobernador de Banxico ha sido y es contundente al afirmar que el mandato de la institución es único y está obligado a mantener la inflación a la baja.

La suspicacia

El planteamiento vuelve a surgir, luego del comentario que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la presentación del Programa de Fortalecimiento Financiero.

Ahí el jefe del Ejecutivo reiteró su compromiso de respetar la autonomía del Banco de México.

También dijo que en su gobierno buscará elevar el nivel de crecimiento económico, pero sin mayor inflación.

Pero el comentario que levantó suspicacias fue: “Por eso las recomendaciones del Banco de México, que tiene como propósito controlar la inflación, también el crecimiento, pero más el control de inflación”.

“Nos gustaría —agregó— que no sólo sea control de inflación, sino que también se pensara en el crecimiento”.

“Pero en lo que corresponde al control de inflación, nosotros vamos a actuar de manera muy prudente, muy responsable, o sea, que haya crecimiento sin inflación”, expuso.

Auto y calentamiento

Luego hizo un símil de la economía con el calentamiento del motor de un auto.

“Los economistas a veces lo resuelven de manera muy fácil. Se habla del símil de cuando se calienta un carro, que eso es el equivalente a la inflación, para que el carro ya no se caliente se apaga el carro; ya no se calienta, ya no hay inflación, pero ya no camina el carro, no hay crecimiento. Entonces, aquí el chiste está, el meollo del asunto estriba en que el carro camine sin calentarse; ese equilibro”, señaló.

Dualidad polarizada

Aunque todo está sujeto a interpretaciones y lo que dijo el presidente de México pudiera resultar que no se refería directamente a la dualidad del mandato, el tema parece ser parte de una discusión eterna.

Entre los expertos en economía también se registran opiniones contrarias.

Hay quienes la ven bien y la apoyan y hay quienes la critican y aseguran que la dualidad implicaría el debilitamiento de la autonomía de la institución en la medida en que la política monetaria podría manejarse con criterios políticos.

En función de esta última perspectiva, más valdría no mover ni un ápice el actual estatus en aras de mantener la fortaleza y autonomía de Banxico.

¡Ojalá!

ATISBOS

PIEZAS CLAVE. Sin prisa, pero sin pausa, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso las nominaciones de Gerardo Esquivel y Jonathan Heath como miembros de la junta de gobierno de Banco de México. Esquivel sustituirá a Roberto del Cueto y Heath a Manuel Ramos Francia, quien encabezará el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

ACTIVO. El expresidente de la Consar Carlos Ramírez se asocia con Luis Carlos Ugalde en Integralia. Sin duda es una jugada ganar-ganar para ambos.

AUSENCIA. Notable la ausencia el director de Pemex, Octavio Romero, en la inédita crisis de distribución de gasolina en ocho estados de la República Mexicana y desde antier en la Ciudad de México. La oleada de pánico está impactando al sistema de estaciones gasolineras citadas y el tráfico vehicular entre otros efectos. Lo cierto es que los comunicados de Pemex están resultando insuficientes ante el fenómeno de desabasto, como se niegan a calificar al problema en el gobierno.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.