Es un esfuerzo por avanzar hacia una mayor libertad económica.

Con especial optimismo, el Presidente de la República comentó ante los industriales de las telecomunicaciones que la iniciativa que modifica la ley federal de competencia había sido aprobada en comisiones y sería enviada para su análisis y eventual aprobación, al pleno de la Cámara de Diputados.

Y el avance, con la aprobación en comisiones, de esa iniciativa sería un gran paso para el gobierno calderonista en la lucha antimonopolios.

Ante los industriales de las telecomunicaciones de México, el Jefe del Ejecutivo referendó el compromiso de su gobierno de remover las barreras a la competencia en esa industria.

El Primer Mandatario tiene muy claro que el mercado de las telecomunicaciones es, sin duda, la más grande oportunidad en materias de inversión y crecimiento económico para la próxima década.

Y el deber del gobierno federal -dijo- es generar condiciones que permitan competencia, y abrir la puerta a la modernización y crecimiento.

El Primer Mandatario encabezó la Expo Canitec 2010, organizada por la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones (Canitec), que preside Alejandro Puente, que se pronunció por una mayor competencia en la industria de las telecomunicaciones para aumentar el crecimiento en la industria.

Y exigió que se termine con la judicialización de los temas en la industria de las telecomunicaciones.

En este organismo considerado antiTelmex, porque a lo largo de su historia reciente se ha observado una fuerte confrontación con el consorcio que encabeza Carlos Slim, se presumió que ha crecido de 2.3 a 8.1 millones de usuarios en cuatro años y ha registrado una reducción en los precios de 45% en las tarifas de Internet.

Se regodearon en que son los únicos que ofrecen el triple play.

Y es que Telmex está limitado por su título de concesión y no puede ofrecer servicio de televisión restringida.

Aquí se dio la bienvenida a la Canitec a Axtel, de Tomás Milmo.

Puente manifestó el respaldo de los operadores al marco de la legalidad y a la política del gobierno federal de redistribución del espectro radioeléctrico para alcanzar una mayor eficiencia.

Sin decirlo, reprobaron la respuesta de MVS de la familia Vargas, de ampararse ante la intención del gobierno federal de rescatar parte del espectro que tiene concesionado ese operador.

A Alejandro Puente se le escuchó mucho más moderado, aunque muy puntual, en la exposición de su mensaje.

Hay que recordar que no hace mucho el presidente Felipe Calderón lo conminó públicamente a dejar la estridencia.

En general, el evento resultó muy positivo y atractivo para la industria de telecomunicaciones, por lo menos para los representados en esta organización.

Invertirán US225 millones Televisa, Telefónica y Megacable

Ya comprometieron un capital total por 225 millones de dólares para participar en la licitación de fibra oscura, Televisa, Telefónica y Megacable.

Invertirán 75 millones de dólares a partes iguales, para licitar por la fibra oscura de la Comisión Federal de Electricidad, que dirige Alfredo Elías Ayub.

Enrique Yamuni, número uno de Megacable, ratificó que se bajó de la licitación del espectro radioeléctrico en la banda 1.7.

Se requiere de una enorme cantidad de capital y el empresario prefirió enfocarse en la fibra oscura de la CFE.

Y es que para participar por la banda 1.7, los competidores tendrán que invertir alrededor de 1,400 millones de dólares para tener cobertura en todo el país.

Es en consecuencia un duelo de titanes, en el que se anticipa que sólo se subirán sólo tres operadores: adivine, quiénes.

CUENTOS VERAS

Héctor Osuna ya se autodestapó para buscar la reelección en la Comisión Federal de Telecomunicaciones. Sí pienso buscar la reelecion, reconoció el funcionario. Quienes tuvimos tiempos de siembra, queremos gozar de los tiempos de cosecha. Creo que puedo buscar convencer a mis compañeros.

Sin embargo, el presidente de Cofetel es realista y reconoce que lo peor que le puede pasar es quedarse como comisionado. Y al final de cuentas, asegura, si no resulto electo me quedaría, no me iría de la Cofetel. Vaya.