El consumo de azúcar a nivel mundial ha presentado una tendencia creciente (TMCA) del 2% en los últimos 10 años. No obstante lo anterior, y dado que se observa un cambio en los hábitos de consumo hacia edulcorantes de maíz y stevia, entre otros, se ha desplazado al azúcar

En México, la producción de caña de azúcar se ha incrementado y ocupa alrededor de 700,000 hectáreas, de las cuales 62% es superficie de temporal y 38% de riego. Al respecto, la superficie de riego ha tenido un incremento de 1.8% y la de temporal, de 1.0 por ciento.

La información del Comité Nacional Para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca) refiere que para la zafra 2013-2014, la producción nacional de azúcar será de 6 millones 695,310 toneladas. Lo que representaría la segunda zafra récord de México.

Con datos acumulados al 1 de marzo del 2014, que corresponden a la semana 22 de cada ciclo azucarero, se reporta el avance con una producción de 2 millones 839,490 toneladas de azúcar, volumen 5.34% superior al promedio de las cinco últimas zafras.

A la fecha, que se reporta, se tiene una superficie cosechada de 346,890 hectáreas (6.7% superior al promedio de las cinco últimas zafras) lo que representa un avance de 42.35%, con una cantidad de caña molida de 26 millones 923,644 toneladas (9.27% superior al promedio de las cinco últimas zafras), un rendimiento de campo de 77.61 toneladas por hectárea (con un incremento de 2.35% superior al promedio de las cinco últimas zafras).

Asimismo, se estima que el consumo nacional sea de 4 millones 300,000 toneladas, por lo que el excedente sería de 2 millones 395,000 toneladas. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), a través del TLC consumiría 1 millón 700,000 toneladas, con lo que las restantes 695,000 toneladas tendrán que canalizarse en el mercado mundial. Esto supone la necesidad de exportar durante la presente zafra un promedio de 199,000 toneladas de azúcar por mes, para evitar una sobreoferta en el mercado doméstico.

En una segunda parte de esta nota se analizará el manejo de los inventarios de azúcar nacional y la importancia de contar con esquemas financieros específicos, que impulsan el desarrollo del sector cañero.

*/Ignacio M. Oliver Morales es Director de Pesca y Recursos Renovables en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. imoliver@fira.gob.mx