La semana pasada hablábamos sobre las negociaciones entre el regulador australiano y las empresas Facebook y Google. Este martes trascendió que Facebook restaurará las páginas de noticias australianas después de que el gobierno de aquel país ofreciera enmiendas a una ley propuesta diseñada para obligar a los gigantes tecnológicos a pagar por el contenido de los medios que se muestra en sus plataformas.

Después de que el gobierno introdujera una legislación que afectaba los intereses de Factbook y Alphabet, Facebook bloqueó la semana pasada todo el contenido de noticias y varias cuentas del gobierno estatal y del departamento de emergencias.

Sin embargo, el fin de semana Josh Frydenberg y el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, acordaron sobre el tema.

Australia ofrecerá cuatro enmiendas, que incluyen un cambio en el mecanismo de arbitraje obligatorio que se utiliza cuando los gigantes tecnológicos no pueden llegar a un acuerdo con los editores sobre el pago justo por mostrar contenido de noticias.

"Estamos satisfechos de que el gobierno australiano haya aceptado una serie de cambios y garantías que abordan nuestras preocupaciones principales sobre permitir acuerdos comerciales que reconozcan el valor que nuestra plataforma proporciona a los editores en relación con el valor que recibimos de ellos", dijo Facebook en un comunicado.

El gobierno accedió a un período de mediación de dos meses antes de que intervenga el árbitro designado por el gobierno, dando a las partes más tiempo para llegar a un acuerdo privado.

También inserta una regla según la cual se debe tener en cuenta la contribución de una empresa de Internet a la "sostenibilidad de la industria de noticias australiana" a través de acuerdos existentes.

“Estas enmiendas brindarán mayor claridad a las plataformas digitales y las empresas de medios de noticias sobre la forma en que el código debe operar y fortalecerá el marco para garantizar que las empresas de medios de noticias reciban una remuneración justa”, dijo Frydenberg en un comunicado.

Australia había dicho hasta el lunes que no haría más cambios en la legislación.

Un portavoz de la editorial y locutora australiana Nine Entertainment Co. acogió con satisfacción el compromiso del gobierno, que dijo que movió a "Facebook de nuevo a las negociaciones con las organizaciones de medios australianos".

Un portavoz de Google se negó a comentar.

El presidente de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores, Rod Sims, el principal arquitecto de la ley, no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios. En un discurso pronunciado más temprano el martes, Sims se negó a responder preguntas sobre el enfrentamiento con el argumento de que estaba ante el parlamento.

La relevancia de este tema a nivel mundial radica en la necesidad de llegar a acuerdos entre gobiernos y gigantes tecnológicos para poder lograr un ambiente competitivo y en el cual se observen los derechos de empresas y usuarios.

aaja@marielle.com

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor