Los resultados de tres encuestas GEA-ISA (nacional, entre militantes panistas y en el Distrito Federal), realizadas del 21 al 23 de enero, ofrecen pistas interesantes respecto del ánimo ciudadano a casi cinco meses de las elecciones.

1. La aprobación a la gestión presidencial sube marginalmente de noviembre pasado a la fecha (48 a 51%), de la mano de una mejoría en la percepción de la situación económica familiar que ha crecido 20 puntos en los últimos seis meses.

2. En el ámbito de la seguridad pública, contra todo pronóstico, dos de cada tres mexicanos siguen aprobando la estrategia oficial de combate al crimen organizado y la participación directa del Ejército Mexicano. Aunque la opinión está dividida, por primera vez son más quienes consideran que dicha estrategia es correcta (48%), frente a quienes la califican de errónea (41 por ciento).

3. En la elección interna del PAN, la intención de voto de los militantes se mantiene sin cambios desde noviembre. Josefina Vázquez Mota consolida su ventaja de 61%; Ernesto Cordero mantiene 15% de las menciones, y Santiago Creel, 14 por ciento.

4. Ni las precampañas ni los spots ni el debate parecen modificar la decisión de 90% de los afiliados panistas.

5. Las preferencias ciudadanas en la disputa por la Presidencia comienzan a ajustarse: Enrique Peña baja dos puntos, pero sigue claramente a la cabeza con 41%; Josefina Vázquez Mota sube dos puntos y conserva el segundo lugar con 21% de menciones, y López Obrador se mueve un punto, pero se queda en tercer sitio con 17 por ciento.

Si el candidato del PAN fuera Cordero o Creel, empatarían con AMLO en 17% de las preferencias.

6. Finalmente, en el Distrito Federal el escenario se complica para el PRI. En este momento, Beatriz Paredes obtendría 16% de los votos; muy lejos del candidato de izquierdas Miguel Ángel Mancera, con 43% de las preferencias, y más cerca de 13% de Isabel Miranda de Wallace.

En conclusión, la elección interna del PAN parecería asunto cerrado. Vale recordar que la encuesta GEA-ISA se hace a militantes registrados en el padrón panista, quienes irán a votar por su abanderado presidencial.

Por el contrario, la contienda presidencial no está aún resuelta. La mejoría en las percepciones respecto de la economía y la seguridad podría anticipar una competencia más cerrada de lo que los números sugieren hasta ahora, siempre y cuando el PAN lograra una campaña competitiva.

vortiz@eleconomista.com.mx