El mercado de hierbas aromáticas es considerado un negocio de nichos o especialidades. La principal hierba aromática que se produce en México es la albahaca; su cultivo se ubica en dos zonas claramente definidas, una está en el estado de Morelos y la otra en el de Baja California Sur.

En la entidad californiana se produce más albahaca que en el resto del país y es donde se tiene un mayor crecimiento y éxito en esta actividad. Cabe destacar que esta actividad se desarrolla principalmente en pequeñas superficies familiares en traspatio, pero ha tenido un desempeño sobresaliente por factores que se destacan a continuación:

La cercanía al mercado. El destino de la producción es Estados Unidos, el cual tiene una alta demanda por el hábito de consumo de su población de origen europeo, la cercanía beneficia también en menores costos de fletes y menores pérdidas por acarreos.

Programa de producción. La producción de hierbas aromáticas se presenta en el ciclo otoño-invierno, es un cultivo de tres meses. Sin embargo, se realizan siembras programadas de tal forma que se tiene una producción controlada en los meses de mejor precio, no se satura el mercado y no cae por lo tanto el precio (se ordena la oferta).

1 Coordinación en la cadena. Los comercializadores actúan como sensores y reguladores del mercado, coordinan la superficie programada de siembra en función de la demanda de sus clientes y, por lo mismo, el productor vende el total de su cosecha.

2Producción orgánica. La albahaca de la zona está posicionada como un producto orgánico de alta calidad. Para lograr lo anterior, los productores respetan las buenas prácticas agrícolas y buenas prácticas de manejo, además de que cumplen con las reglamentaciones marcadas por los certificadores orgánicos internacionales.

3Logística de distribución. Por tratarse de un producto que se comercializa fresco, esta cualidad es un factor determinante, el transporte a los centros de consumo debe ser por lo tanto preciso, eficiente y en camiones refrigerados.

Los puntos anteriores indican un camino exitoso que puede ser seguido por productores nacionales de hortalizas, frutas y hierbas aromáticas, en beneficio de los mismos productores, de los distribuidores, de las empresas relacionadas y de los consumidores.

*Luis Ángel López Ibarra es especialista de la Dirección de Análisis económico y Consultoría de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. [email protected]