Las elecciones del pasado domingo deben haberle enseñado algo al priísmo.

Primero, claro, que ya empezó la lucha por la Presidencia de la República, lo cual se supone sabían, pero fueron sorprendidos por el enérgico ejercicio del poder de Los Pinos en los procesos electorales.

Ahora, será crucial la gubernatura del Estado de México. El Presidente y su partido, aliados con un sector de la izquierda, concentrarán todos los recursos propios y ajenos para derrotar a Enrique Peña Nieto. Ése es el objetivo.

Ahora son ellos, los priístas, quienes deben cambiar la percepción, lo cual exigirá de talento y generosidad.

La apuesta de los oaxaqueños

Agobiados, muchos arruinados por el desempleo y la crisis económica provocada por los desórdenes de hace tres años, los oaxaqueños apostaron a que, al estar aliado con los responsables de aquel desastre, Gabino Cué podrá impedir más anarquía.

Ésa es la esperanza de quienes derrotaron al gobernador Ulises Ruiz.

Habrá de probar el nuevo Gobernador que sí tiene el control de sus aliados incómodos y que impedirá nuevas agresiones a la sociedad oaxaqueña.

Si no cumple, todo habrá sido inútil.

Derrota al SME

La Suprema Corte de Justicia rechazó el amparo solicitado por los electricistas de Martín Esparza contra el decreto que liquidó a Luz y Fuerza.

Al SME, se le agotaron los recursos jurídicos para impugnarlo.

Le quedan sólo las movilizaciones que drenan los recursos sindicales.

El riesgo es que la radicalización del SME sólo lo alejará de muchos que, por conveniencia política, han sido sus aliados.

Y se irán difuminando.

NOTAS EN REMOLINO

Con ejemplar decencia, Eviel Pérez Magaña, candidato priísta a la gubernatura de Oaxaca, ha reconocido públicamente su derrota Ha dicho la coordinadora de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, que los resultados electorales del pasado domingo muestran que el camino al 2012 no está tan allanado como creía el priísmo Ilustrativa la reacción de Manuel Camacho Solís, coordinador de las izquierdas, quien convertido en el ideólogo de las alianzas PAN-PRD está satisfecho porque los resultados electorales le dan a la izquierda un margen de maniobra que no tenía hace seis meses Casi inadvertido pasó el triunfo priísta en Baja California. Ganó las cinco alcaldías en juego y 12 de las 16 diputaciones. Allá, en Baja California, ha gobernado el PAN desde 1989, ya más de una generación en el poder El presidente Felipe Calderón ha felicitado a los ganadores de siete elecciones de Gobernador. Curioso que no haya felicitado a los ganadores de Aguascalientes y Zacatecas, ambos priístas Dura, durísima la crítica del consejero profesional de Pemex, Rogelio Gasca Neri, a los lineamientos del plan de negocios de Pemex. Dijo a El Economista que en el mejor de los casos se parte de inexactos pronósticos históricos

Llama la atención la información que revela que 34% de los empleos generados este año por la economía mexicana son temporales, no permanentes De lo que no hay duda, es que en el Altiplano la candidata perdedora en las elecciones de Hidalgo, Xóchitl Gálvez, tiene muy buena prensa. Lo mejor es que son simpatías gratuitas, no le cuestan