No se discute el potencial de Brasil, pero la falta de reformas que destraben los cuellos de botella de la economía ha desilusionado a los inversionistas.

No obstante, ayer, Dilma Rousseff anunció un plan de inversión en carreteras y trenes a través de concesiones al sector privado por 66,500 millones de dólares, lo que podría significar un punto de inflexión. Aunque se trata de un plan a 25 años, la mitad de los recursos debe ser desembolsado en los próximos 5 años, para hacer frente a los desafíos de la organización del Mundial de Fútbol FIFA 2014 y los JJOO de Rio 2016. Además, se especuló que los próximos días sería anunciado un plan de inversión en puertos y aeropuertos.

En los últimos 3 años el mercado brasilero no ha hecho prácticamente nada, mostrando un rezago significativo respecto del promedio de mercados emergentes. De hecho, en lo que va corrido del año Brasil presenta el peor desempeño entre los mercados latinoamericanos que componen el índice MSCI.

Sin embargo, desde fines de junio, el Bovespa muestra un interesante repunte de casi 16% en dólares (período en que el real se ha apreciado menos de 3%), superando ampliamente el promedio de mercados emergentes.

¿Tarde para subirse al tren o este viaje recién comienza? Los anuncios de Rousseff podrían ser el catalizador que los inversionistas estaban esperando y daría soporte al rally de los últimos meses.

Las valorizaciones de mercado son altamente atractivas, en términos absolutos y relativos. Además, ante una eventual nueva ola global de Quantitative Easing y la re-aceleración de China, los commodities podrían entregar un impulso adicional.

Ciertamente, en el escenario global prevalecen una serie de riesgos y "ruidos" y no existe momentum de utilidades, pero el tren está en movimiento y si aumenta la velocidad, existe el riesgo de quedarse fuera del viaje.

Los datos económicos publicados hoy en Brasil sugieren que los estímulos monetarios estarían agarrando tracción. Las ventas retail crecieron 1.5% en junio, superando ampliamente las expectativas, acelerándose hasta 9.5% (con respecto a igual mes del año anterior). Además, durante julio se crearon más de 140 mil empleos, superando ampliamente las expectativas.

El PIB de México creció 0.9% en el 2T11, superando el 0.7% estimado. De esta forma, y respecto a igual período del año anterior, se registra una expansión de 4.1 por ciento.

Moody's le dio un upgrade a la clasificación de riesgo de Perú, desde Baa3 a Baa2, con perspectiva positiva. La medida se basa en un menor riesgo político y sólido desempeño fiscal.

En Estados Unidos, el sector inmobiliario entregó resultados mixtos. El inicio de construcción de viviendas cayó 1.1% en julio, decepcionando a los analistas, mientras que los permisos de edificación crecieron 6.8%, superando ampliamente las expectativas.

El IPC de la Zona Euro cayó 0.5% en julio, con lo que la inflación se mantuvo en 2.4%. En el Reino Unido las ventas retail crecieron 0.3% en julio, superando las expectativas. Además, el dato del mes anterior fue revisado significativamente al alza.

En China, la inversión extranjera directa registró una caída de 8.7% en julio, más allá de las expectativas.

Wall Street cerró con ganancias, impulsado principalmente por el sector tecnológico tras los sólidos resultados de Cisco, que terminó subiendo 9.6%. El S&P avanzó 0.7%, el Dow Jones ganó 0.6% y el Nasdaq rentó 1.0 por ciento.

Con la excepción del IPC mexicano, que cayó 0.2%, América Latina registró alzas, las que estuvieron lideradas por el Bovespa brasilero y el Merval argentino, que avanzaron 2.2% y 1.8%, respectivamente. El IPSA chileno rentó 0.8%, el IGBVL peruano ganó 0.9% y el Colcap colombiano trepó 0.4 por ciento.

Europa terminó con números positivos, los que estuvieron encabezados por la bolsa de Madrid, que subió 4.0%. Milán rentó 1.9%, París avanzó 0.9% y Frankfurt trepó 0.7%. En tanto Londres anotó alzas marginales (0.03%).

Asia reportó resultados dispares, el Nikkei de Tokio y el Kospi coreano subieron 1.9% y 0.1%, respectivamente. Por otra parte, Shanghai retrocedió 0.3% y el Sensex indio cedió 0.4 por ciento.

*Donde quiera que vaya. Canción de la banda brasilera Os Paralamas do Sucesso, más conocido como Paralamas, publicada en su disco recopilatorio Arquivo II (2000).

fondos@eleconomista.com.mx