Buen médico ginecólogo, pero pésimo operador electoral resultó Raúl Estrada Day, director de los servicios de salud en Zacatecas, declarado peñista, pero sobre todo férreo defensor del proyecto político de su jefe, el gobernador priísta Miguel Alonso Reyes.

Y es que hace mes y medio, cuando avanzaban las campañas de los candidatos de la coalición Compromiso por México (PRI-PVEM) formuló una estimación conservadora sobre los votos que los empleados del sector salud conseguirían para Peña en aquella entidad.

Nunca hay que hacer cálculos irreales, siempre hay que hacer cálculos terrenales y bajarle , se escucha al integrante del gabinete estatal decirle a sus subordinados en una grabación de su discurso, de la que pudo obtenerse una copia, porque los números alegres siempre nos traen grandes fracasos .

Ese recelo resulta más que explicable, en una entidad que estuvo gobernada durante 12 años por el PRD y que el PRI recuperó apenas en el 2010. Al micrófono, Estrada Day refirió que en su dependencia trabajan poco más de 7,500 zacatecanos y que si 2,000 aceptaban sumarse a la estructura electoral del PRI podrían conseguir 50,000 votos para Peña Nieto y los abanderados de esa coalición al Senado de la República y a la Cámara de Diputados.

Los empleados estatales quedarían comprometidos, entonces, a conseguir 25 votos, cada uno. Al menos 50,000 votos reales, aterrizables (sic), terrenales. Éstos serían los votos mínimos de la estructura de salud , se oye decir al funcionario en un discurso de más de 18 minutos.

Esa cordura, sin embargo, no estuvo exenta de violaciones a la normatividad aplicable a los servidores públicos en tiempos electorales. La reunión tuvo lugar en el transcurso del mediodía del martes 24 de abril en un salón del Centro Cultural del municipio de Pinos, Zacatecas.

Estrada Day estuvo acompañado por Heriberto Marín Araujo, director del Hospital de Pinos, y el alcalde Gustavo Uribe, de extracción priísta, anfitriones de los integrantes de las Caravanas de Salud, personal de los centros fijos de salud, unidades móviles de Procedes, promotores de salud y los responsables de los módulos de extensión de cobertura habilitados en los 10 municipios que abarca el IV Distrito electoral (federal), con cabecera en Guadalupe.

Antier, Javier Lara Caballero, coordinador operativo de la campaña de Claudia Corichi, hizo público el audio y anunció que presentaría una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de la República.

Nosotros tenemos que ser -perdonen la palabra- probablemente convenencieros. Si gana Enrique Peña Nieto, también gana el Gobernador (Miguel Alonso Reyes), gana su proyecto. Y si gana su proyecto, gana Zacatecas. Y si gana Zacatecas, a todos los que están aquí sentados nos va a ir muy bien , les dijo el Secretario de Salud del gobierno priísta a sus empleados, a quienes urgió a no dividir el voto.

Tan importante es que gane Peña Nieto, como que ganen los candidatos al Congreso de la Unión.

Necesitamos tener el carro completo para que funcionen las cosas , insistió, necesitamos legisladores del PRI para que Peña Nieto y Miguel Alonso tengan éxito .

Y es que en la pasada elección federal, en las que el PRI se impuso en dos de los cuatro distritos que abarcan la geografía zacatecana, los diputados electos sólo trabajaron para sus municipios, para su región. Bajaron muy pocos recursos, pero los bajaron para cumplir con sus compromisos personales, no para cubrir las necesidades del gobierno del estado .

Y no sólo eso, sino que la Federación -léase el gobierno calderonista- ha maltratado, presupuestalmente hablando, a los gobiernos priístas.

Nos tratan diferente, nos miden diferente. Nos dan el dinero a cuentagotas, mientras a los otros estados que llevan los colores del partido oficial, les dan a manos llenas , se quejó.

Estrada Day no se anduvo con rodeos. Cuando habló de bajar los recursos dijo que debían bajar para todos y reconoció que muchos de los empleados del sector salud en Zacatecas eran irregulares, ya fuera porque estaban como suplentes o eran eventuales. Por eso, aquellos que aceptaran participar en la promoción del voto, recibirían a cambio una plaza definitiva.

Para el servidor público, la postulación de Peña Nieto como candidato a la Presidencia de la República representa una oportunidad muy grande para Zacatecas , pues el gobernador Alonso Reyes se cuenta entre los amigos del presidenciable.

Todos se jactan de ser amigos, pero sólo hay tres... Peña Nieto tiene tres amigos gobernadores , definió. Además de su jefe, en esa triada estarían: Rodrigo Medina, de Nuevo León, e Ivonne Ortega, de Yucatán.

Son amigos, no de política, fueron compañeros de la escuela. Fueron compañeros de la carrera y de la generación. Es una amistad larga que ha perdurado hasta ahora. Por esa razón es muy importante, para que tenga todos los beneficios que Zacatecas quiere tener. De esta manera nosotros vamos a fortalecer a nuestro Gobernador , destacó.

La aportación de los empleados del sector salud del gobierno de Zacatecas a las campañas priístas parecería modesta. Pero si se toma en cuenta que el gobernador Alonso Reyes tiene 22 funcionarios en su gabinete... el amigo de Peña Nieto podrá cubrir con suficiencia la meta de votos que comprometió a la cúpula del PRI.