Para Salvador

Europa está pendiente de Grecia y el precio del petróleo. Poco les interesa lo que pase en América Latina, o la oferta reformista de México.

De hecho, la primera imagen que tienen los banqueros y analistas aquí, sobre nuestro país es el de la corrupción y bajo respeto a la ley. Las reformas siguen siendo una buena historia, pero la verdad, la primera frase que formulan al preguntarles cómo se ve México desde aquí, en Paris, Francia, o en Davos, Suiza, es la de la corrupción.

Nada más la semana pasada se supo de la segunda casa que le encontraron a Peña Nieto. Ni como ayudar a desviar la mirada sobre la mala impresión que tienen del gobierno.

Según el Secretario General de la OCD >E, José Angel Gurría, se identifica al presidente Peña Nieto como el Reformer in Chief entre los líderes de países anglosajones. Yo, francamente, no es la impresión que tengo, pero mi vista se detiene un poco más abajo de la que tienen los presidentes y que es, la que mira a los ojos, Gurría.

Forzando la mirada

En el vuelo de conexión de Suiza a México, el que me trajo a mí a Paris, me encontré con el expresidente de México Felipe Calderón quien fue muy cuidadoso con sus respuestas, pues me advirtió que todo lo que ha dicho ha causado gran polémica. Y aún así, se fue con todo: Se perdió la oportunidad de mayores inversiones, al retrasar la ejecución y aprobación de la reforma energética.

¡Zaz! Una reforma en el año 2008, como la que él propuso, con precios del petróleo a 88.2 dólares por barril, como estaban en promedio entonces, habría generado millones de inversiones y millones más de ingresos.

Y no hay modo de refutarlo. ¿Su respuesta tiene jiribilla política? Por supuesto. En aquellos años su oposición era del PRI, que está hoy en el poder. Y si ahora se ha retrasado la ejecución, pues no es por el freno de la oposición.

A Paris, llegué a cubrir la Conferencia Anual Riesgo País de la aseguradora de crédito comercial Coface.

Su tema de este año fue los problemas del mundo actual , y obviamente al centro, a un lado y al otro, Grecia, Rusia y el precio del petróleo concentraron las mesas de discusión.

América Latina, entró un poco a fuerzas en los pronósticos.

Obviamente se concentran en el análisis de los BRICS, encabezados por Brasil y con la novedad que ya encontraron los próximos 10 emergentes de alto rango y dos de ellos, son latinoamericanos. Se trata de Perú, y Colombia (un país con el que guardo grandes empatías; cinco, puedo decir: Jesús, Luis, Mabel, Carlos y Norberto).

En bloque

Me sorprende la capacidad de análisis de la Secretaria Ejecutiva de CEPAL, Alicia Bárcena, que en Davos, en conversación, nos decía que los países de la región Latinoamericana debíamos trabajar porque nos distingan ya como bloque. Porque así están ya dirigiéndose los proyectos de inversión y desarrollo en el mundo.

Se congratuló de la fortaleza que está armando el bloque del MILA, donde están México, Colombia, Perú y Chile y me dijo una frase espectacular: no puede haber bloque comercial en América Latina de espaldas a Brasil, ni de espaldas a México .

Y eso mismo, una semana después, lo detalló la aseguradora Coface en su Reporte Anual Riesgo País 2015: Los países de la Alianza del Pacífico están diferenciándose en bloque de las demás economías de la región latinoamericana, lo que les beneficia en la volatilidad .

Me tocaron dos devaluaciones del euro, gracias a la decisión del Banco Nacional de Suiza de quitar la paridad con la moneda común, y por la decisión de Grecia de darle la alternativa al poder al partido de izquierda. ¿Resultado? Litros de agua en dos francos suizos y medio, unos 45 pesos, y la misma botella, en Paris, en el equivalente a 27 pesos mexicanos.

De mis apuntes

México se ve lejos y se siente lejos de Europa, incluso para mí, que soy mexicana. Tanto que de pronto me dejo envolver por las noticias locales y pierdo la brújula y fijo mi centro en Grecia y las peripecias de Rusia y de pronto no sé qué tanto pueda importarles a ustedes.

Y por primera vez, esta distancia entre mi país y Europa, me pone de rodillas suplicando por un vuelo súper sónico que me permita decirle adiós a uno de mis grandes amigos. Salvador Velázquez Sosa, siempre en mi corazón, desde que nos dijimos el primer ¡Hola!...

Vuelo a México, con los brazos abiertos. Gracias por el privilegio de su lectura.

Hijas, misión cumplida.