México bronco

Gran descontento causó entre los ciudadanos el incremento que se llevará a cabo en el precio de la gasolina a partir del 1 de enero.

En sobremesas, restaurantes, centros de trabajo, bancos, fábricas se habló de lo mismo. Todos mostraron su desacuerdo con la medida, pero, sobre todo, con la clase política mexicana, la cual, una vez más, engañó a la población.

Las respuestas a esta situación generaron que en redes sociales como WhatsApp, Twitter y Facebook, principalmente, se iniciaran campañas para no comprar gasolina en los primeros días del año y, con ello, generar una baja en el precio de este producto.

No faltaron legisladores que se quisieron colgar de la protesta, pero que, pruebas en mano, fueron aplastados por los usuarios, quienes les recordaron que ellos mismos votaron en favor de la reforma energética, como para que ahora se vengan a hacer los mártires dizque apoyando a la ciudadanía.

Se multiplicaron al por mayor videos de autoridades federales en los que prometían, hace exactamente un año, no incrementar más los precios del combustible.

También, selfies sobre el combustible que hicieron recordar administraciones priistas anteriores, en las que la inflación y el incremento en los precios era una constante. ¿Acaso alguna vez eso terminó?

Algunos parecen estar jugando con fuego, porque eso de buscar al México bronco no creemos que a alguien le convenga. ¿O sí?

Grupo Industrial Saltillo sale de compras

A pesar de ser fin de año, algunas empresas no descansan; no sólo eso: también se movilizan para tener más fuerza en el 2017.

Tal es el caso de Grupo Industrial Saltillo, que concluyó la adquisición de Grupo Infun, empresa dedicada al diseño y maquinado de piezas para la industria automotriz.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se informa que el monto de la transacción asciende a 280 millones de euros en dos pagos, más la absorción de un máximo de 40 millones de euros de deuda neta.

A la fecha GISSA liquidó al vendedor el primer pago por 180 millones de euros, mientras queda un remanente por 100 millones de euros, el cual, se estima, será pagado en un plazo de dos años.

La mexicana aseguró que Grupo Infun aporta talento, experiencia y habilidades que potencializan las capacidades de GISSA y cuenta con operaciones de fundición de hierro en España, Italia y China, así como de maquinado de hierro, en España y China.

La integración de Grupo Infun diversifica y complementa al talento de la firma, su portafolio de productos, presencia geográfica, amplía la base de clientes y genera sinergias en ingeniería y diseño para acelerar el crecimiento de su sector de autopartes.

Bansefi, con buenos resultados

Quien durante el 2016 abrió la cartera, y de lo bonito (claro, con recursos de nuestros impuestos), fue a la Secretaría de Desarrollo Social por medio del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), el cual entregó más de 76,000 millones de pesos a 8.4 millones de beneficiarios de los programas de inclusión social Prospera, Adultos Mayores y Seguro de Vida para Jefas de Familia. Dichos recursos fueron colocados por medio de sus aliados estratégicos, de su red de sucursales y puntos de entrega de apoyos, ubicados en 2,451 municipios del país.

Con ello, su oferta de productos y servicios facilitó la inclusión a los servicios financieros de poblaciones desprotegidas beneficiadas por programas sociales, al registrar más de 600,000 cuentas de ahorro dentro del Programa Integral de Inclusión Financiera.

Bansefi brindó servicios al público en general mediante 432 sucursales, de las cuales, 43% se ubica en zonas rurales y 57%, en zonas urbanas, en 388 municipios del país, al registrar más de 15 millones de clientes, 82% mujeres entre ahorradores tradicionales y beneficiarios de programas sociales.