SEGURÁ LA TORMENTA

La semana pasada fue muy negativa para las acciones de Grupo Alfa, que dirige Álvaro Fernández Garza, y principalmente para su subsidiaria Alpek, pues de desplomaron estrepitosamente luego de su pésimo reporte financiero correspondiente al cuarto trimestre del 2013.

Es más, analistas prevén que todavía este año será muy difícil para la petroquímica, a pesar de que es una de las primeras apuntadas para beneficiarse con la reforma energética.

Éste será un año más que retador, sobre todo para los segmentos de poliéster y caprolactama, donde esperan que la presión en los márgenes de exportación continúe, debido al exceso de capacidad instalada en Asia.

Para enfrentar estas dificultades y recuperar su eficiencia, Alpek decidió implementar diferentes iniciativas, entre las que destacan la construcción de plantas de cogeneración de electricidad (Cosoleacaque y Altamira). También cerrará su planta en Cape Fear, Estados Unidos, con lo cual se ahorrará 30 millones de dólares anuales.

LA JOLLA

En mayo, cuando estén las leyes secundarias terminadas y se tenga en marcha lo que será la ronda cero de Pemex, también se tendrán las nuevas definiciones de empresa de Estado tanto para la petrolera como para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como las atribuciones de los organismos reguladores.

Entonces se llevará a cabo la XXII La Jolla Energy Conference, un evento auspiciado por el Instituto de las Américas, dirigido por Charles Shapiro, en San Diego. El asunto es que, aunque siempre se quiere hablar de la experiencia latinoamericana, al final del día se habla de sólo dos empresas: Pemex y Petrobras.

Lo curioso del caso es que en esta ocasión no hay una sola estrella mexicana haciendo una presentación cuando, se supone, es la reforma energética del continente.

Estamos hablando de que no hay nadie de Pemex o de la CFE que converse con los mandones de ExxonMobil, General Electric, Petrobras, Suez, JPMorgan, Total, Fitch, Sempra o Shell, sólo por mencionar a algunos, pese a que se tiene un interés muy grande de ofrecerles oportunidades de inversión o de asociación.

PLEITO

Los cálculos más tranquilos que se hacen en torno a la controversia constitucional entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, derivado de una decisión tomada por el Juez Trigésimo Segundo de lo Civil en el Distrito Federal que determina que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) no puede tomar una resolución sobre el must offer y must carry, son que en el mejor de los casos se van a llevar de seis meses a un año.

Es una táctica dilatoria de Televisa, de Emilio Azcárraga, en oposición de lo que sabe que será una resolución en su contra, pero mantiene las cosas en el estado actual. O sea, nada para nadie.

Mientras dura este lapso de aguas quietas, y al no poder Gabriel Contreras, presidente del Ifetel, tomar una decisión para cualquier lado, lo que es un hecho es que Dish, de Joaquín Vargas, seguirá usando las señales de la televisión abierta, lo mismo los canales de Televisa que los de TV Azteca, lo que significa que los partidos del Mundial, en especial los de la Selección Mexicana, se podrán ver por Dish.

Los latosos dicen que es un balazo en el pie, de parte de Televisa, porque al no poderse comunicar una decisión que ya está tomada, las cosas se quedan como están y, en todo caso, si la decisión fuera al revés la sanción se haría hacia adelante y no se tomaría en cuenta nada de lo ocurrido/transmitido hasta hoy.

PAGA ADEUDO Y DIVIDENDO

Fibra Uno, que dirige Gonzalo Robina, cerró finalmente la adquisición de Centro Bancomer por 125 millones de dólares, así como la compra del portafolio P8 por 2,411 millones de pesos. Estas compras ya las había anunciado el año pasado, pero ya se concretaron finalmente.

También informó del pago de pasivos por 6,191 millones de pesos y otro por 250 millones de dólares utilizando 70% de los recursos de la emisión de deuda por 1,000 millones de dólares.

Según analistas, todo ello es muy positivo para Fibra Uno, pues las propiedades adquiridas aportarán alrededor de 450 millones de pesos anuales nada más en rentas y cuentan con ubicaciones privilegiadas en el DF y Guadalajara.

Sobre el pago de su deuda, Fibra Uno contará con un perfil de vencimientos más atractivo y una reducción en costos financieros. De nueva cuenta, la compañía refleja su amplia capacidad para cerrar adquisiciones oportunas que agregan valor a su portafolio.

GRANDES INVERSIONES

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro tendrá este año una inversión de 20 millones de pesos para seguir creciendo. Ampliará su zona de hangares y de bodegas. Los recursos serán propios, según su director general, Miguel Inzunza.

En todo el 2013 el volumen de carga manejado en la terminal aérea fue de 18,000 toneladas, cifra que espera superar este año con la ampliación del hub de la empresa de mensajería, paquetería y logística DHL, que triplicará su capacidad operativa una vez que concluya su fase de expansión en octubre.

Para este año el aeropuerto crecerá entre 10 y 12% aproximadamente.