El anuncio de una aprobación más ágil de dispositivos médicos provenientes de Japón que dieron esta semana la secretarías de Salud y la de Economía refleja un proceso bastante interesante de cómo se están moviendo las cosas en esta industria y de cómo se está empujando mayor competencia en la industria de la salud en México.

Los dispositivos médicos, que hoy en día tienen que ver con todos los segmentos de la salud, son cada vez de gran relevancia y la medicina depende de ellos en muchos sentidos. En principio, hoy en día, muchos de los tratamientos de infinidad de enfermedades necesitan un dispositivo para ser aplicados. Ahí está el caso de los equipos requeridos para dializar a los más de 50,000 pacientes con insuficiencia renal, enfermedad creciente en México porque está vinculada de alguna manera a la epidemia de la diabetes.

Por cierto, que la creciente transparencia en el IMSS, en particular con su portal de compras, está permitiendo tener datos reveladores. Tal es el hecho de que la americana Baxter, proveedora de equipo para diálisis, es una de las siete principales compañías proveedoras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que el monto de lo que le vende a éste ha sido notoriamente creciente: en el 2010 le vendió insumos por 1,256 millones de pesos, en el 2011, por 1,974 millones de pesos, y en las licitaciones que van para el 2012 le ha vendido a dicho instituto 763.6 millones de pesos.

Los productos y servicios que provee Baxter están enfocados justamente al tratamiento de la insuficiencia renal. Su competidor, Fresenius Medical Care, por ende, está también en la lista de los principales vendedores al IMSS; le vendió casi 1,097 millones de pesos en el 2010; 1,192 millones en el 2011, y lleva 570 millones vendidos al Instituto en lo que va del presente año.

Son cifras importantes porque hablan no sólo del peso económico que tiene para México el tratamiento de una enfermedad crónica como la insuficiencia renal, sino de que son contadas las opciones de proveeduría imprescindible para éste y muchos otros tratamientos.

Hay que colocar en ese contexto el proceso de homologación de reglas con Estados Unidos y Canadá para la entrada de dispositivos y equipo médico, y ahora también con la agencia reguladora japonesa. Se sabe que también se busca homologación con Australia y Europa.

Ya estaremos sabiendo y reportando cuáles son las compañías japonesas que se agarrarán de esta apertura mexicana para ampliar la oferta de equipo médico con tecnología de punta para los mexicanos y fortalecer la competitividad de la economía.

Los dispositivos médicos de Japón dominan alrededor de 10% del mercado mundial. En el 2010, 91% de los insumos registrados por la Cofepris fue de origen extranjero y, de éste, 44% provino de Estados Unidos y Canadá. El resto, de países de Europa.

Congreso Farma Market Access

A los principales directivos que toman decisiones en el ámbito de la salud en México reunirá este año el Congreso Farma Market Access y Oportunidades con el gobierno de México, que se llevará a cabo el 28 y 29 de marzo en el DF. Aparte de reconocidos directivos de la industria farmacéutica, participarán autoridades como el regulador sanitario Mikel Arriola, el titular del Seguro Popular, David García Junco Machado, el secretario del Consejo de Salubridad General, David Kershenobich; el presidente de la comisión de Salud del Senado, Ernesto Saro.

El enfoque es dar un panorama de las instituciones de salud pública y una perspectiva para lograr una sinergia más efectiva con la industria farmacéutica. Entre otros puntos se analizarán las reformas legislativas recientes en materia de salud y los retos en México para lograr acceso a las instituciones del sector público; se verán resultados y análisis del nuevo reglamento para inclusión de medicamentos al cuadro básico y manejo de la guía; las perspectivas de América Latina, Canadá y Europa en materia de acceso, así como el papel de la innovación en México para lograr que la población se privilegie de los beneficios.

Lilly anunciará estrategia

Esta semana Carlos Baños, director general de Lilly en México, anunciará la estrategia de la farmacéutica para el 2012. Con todo y la racha de vencimiento de patentes, Lilly trae seguramente buenas noticias y es optimista para este periodo. Con su esperado lanzamiento de una nueva estatina, Lilly prevé reforzar su portafolio de cardiovascular y cerrar el círculo en tratamiento de enfermedades crónicas, cuya demanda en México que lo tendrá, ahora sí, centrado en enfermedades crónicas.

[email protected]