Un esquema público de garantía es un instrumento de política pública para financiar proyectos viables, desarrollados por productores y empresas que, sin esta garantía, difícilmente podrían acceder al crédito

El Banco Mundial (2015), establece dos objetivos fundamentales de los esquemas públicos de garantías: alcance y adicionalidad financiera. Alcance implica atender la demanda de garantía, mientras que la adicionalidad financiera ocurre cuando, debido al servicio de garantía, mejoran las condiciones del crédito (intensiva) o aumenta el volumen de crédito (extensiva).

Al aumentar el acceso al crédito y mejorar las condiciones de los mismos, los esquemas de garantía pueden tener consecuencias económicas positivas.

Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), como parte de la Banca de Desarrollo que coordina la SHCP, cuenta con esquemas de garantías públicas.

Tanto estos esquemas como su servicio de fondeo y sus apoyos los otorga a través de intermediarios financieros bancarios y no bancarios, ya que opera como banca de segundo piso.

FIRA tiene la misión de promover el financiamiento integral a los productores del sector agropecuario, forestal, pesquero, alimentario y del medio rural por medio de productos financieros especializados con acompañamiento técnico y mitigación de riesgos. Esto con el fin de elevar la productividad y el nivel de vida de sus beneficiarios, desde una perspectiva de desarrollo regional, sustentabilidad ambiental y de equidad de género.

Por lo tanto, FIRA es un actor principal en el alcance y la adicionalidad financiera del sector agropecuario de México.

Para lograr que productores y empresas con proyectos rentables pero sin un colateral suficiente accedan al financiamiento, FIRA ofrece el servicio de garantía en diferentes modalidades, diseñadas para respaldar inversiones de corto, mediano y largo plazo.

Por ejemplo, a través de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, FIRA ofrece garantía a pequeños productores que difícilmente podrían acceder por su cuenta a un crédito formal.

En este mismo sentido, para aumentar el alcance, brinda apoyos tecnológicos para fomentar la integración de las empresas a las redes de valor, para la organización y constitución de sujetos de crédito y para el fortalecimiento y desarrollo productivo y empresarial.

Por otro lado, FIRA mejora las condiciones crediticias para sus acreditados (adicionalidad financiera intensiva) a través de apoyos en reducción de costos financieros donde incentiva el pago oportuno de compromisos crediticios y el cumplimiento en tiempo con las obligaciones fiscales a través de bonificaciones de puntos porcentuales sobre la tasa de interés. Estas mejores condiciones también pueden derivar en un mayor monto de crédito requerido (adicionalidad financiera extensiva).

En conclusión, FIRA persigue los objetivos de alcance y adicionalidad financiera, con productos y servicios diseñados para lograr una mejor y mayor inclusión financiera de productores y empresas. Adicionalmente, FIRA cuenta con convenios de colaboración con otras entidades del sector público que ayudan a lograr los objetivos de alcance y adicionalidad financiera. De estas colaboraciones hablaré en la siguiente columna.

*Jorge Lara Álvarez es subdirector de evaluación de programas en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]