Hay un cúmulo de nombramientos que debe resolver el Senado de la República en el periodo ordinario de sesiones que concluirá dentro de dos meses. Son 89 para ser precisos. Entre ellos están los nueve consejeros honoríficos del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que han quedado en el limbo en comisiones.

Incompleto, ese órgano deliberativo sesionó para discutir una propuesta de reforma al Reglamento Interno del organismo encabezado por Rosario Piedra Ibarra. El decreto con el nuevo ordenamiento fue publicado hace una semana en el Diario Oficial de la Federación.

La nueva normatividad, vigente desde el 8 de octubre, armoniza ese estatuto con la Ley General de Comunicación Social, que en su artículo 30 obliga a los órganos autónomos a registrar sus estrategias y programas anuales de difusión y propaganda.

El anterior Reglamento Interno data del 1 de enero del 2004. Y el Consejo Consultivo autorizó a que la Secretaría Administradora de la CNDH —cargo de nueva creación— para regular el gasto en materia de comunicación social. También aprobó el “fortalecimiento y optimización de sus oficinas foráneas”.

Todo, en cumplimiento de los criterios de austeridad republicana que otras instancias autónomas —léase INE e INAI, principalmente— han desacatado olímpicamente.

El consejo consultivo de la CNDH requiere la mitad de sus integrantes —al menos cinco— para sesionar, pero sus decisiones son válidas con los miembros presentes. Como fue el caso, en la autorización del ajuste a las estructuras orgánicas y ocupacionales, de conformidad con los nuevos principios de racionalidad y austeridad.

Y que se traducen en la eliminación de las duplicidades que actualmente realiza la Secretaría Técnica del Consejo Consultivo y que, por Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, le competen a la Secretaría Ejecutiva de esta Comisión Nacional.

Ahora, la Secretaría Ejecutiva tendrá a su cargo la elaboración de propuestas de políticas públicas encaminadas a la protección y defensa, así como de promoción y difusión de los derechos humanos.

En materia de planeación y evaluación, se crea un área que concentrará la planeación, el seguimiento y cumplimiento de los programas de trabajo de los Órganos y Unidades Administrativas de la Comisión Nacional de manera estratégica, que se denominará Dirección General de Planeación y Estrategia Institucional. Y también se crea una Coordinación General de Especialidades Científicas y Técnicas.

El nuevo modelo organizacional será instrumentado por la Coordinación General de Administración y Finanzas, que sustituye a la Oficialía Mayor.

La estructura administrativa quedó fortalecida, pero las visitadurías y las áreas de atención a los casos especiales —el caso Ayotzinapa o la protección a los periodistas— languidecen.

Efectos secundarios

CORRECCIONES. El Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, encabezado por Arturo Olivares Cerda, aceptó prorrogar el contrato colectivo de trabajo con la directiva del IMSS hasta el 2023 y ante sus agremiados reiteró que no retrocederá en las conquistas alcanzadas por el gremio. En esos terrenos, una tarjeta informativa generada por la delegación del IMSS en Baja California, puntualiza que la manifestación del pasado miércoles 13 fue orquestada por personas ajenas a la institución y que, en ningún momento, las actividades se vieron afectadas. Los quejosos amagan con plantear sus exigencias ante el Ejecutivo federal.

REAPERTURA. Dentro de dos semanas, con una nueva razón social, reanudará operaciones El Cubo, una mina de plata ubicada a 11 kilómetros de Guanajuato capital. Vangold Mining Corporation se transformó en GSilver, consorcio de capital canadiense dirigido por James Anderson, que proyecta una producción de 50,000 onzas de plata al mes para la primavera del año próximo, gracia a la explotación de El Pingüico, un proyecto adyacente con reservas probadas de oro. Sólo 4% del personal de GSilver será foráneo.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor