Comparecerán por caso Ficrea

Como le adelantamos en este mismo espacio hace unos días, los legisladores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión citaron a comparecer, a través de un punto de acuerdo de urgente resolución, a los titulares de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Jaime González Aguadé, al presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Mario di Costanzo, así como a subprocuradores de la Procuraduría General de la República, para que expongan el avance en las investigaciones que dieron origen al proceso de disolución y liquidación de Ficrea, del prófugo Rafael Olvera Amezcua.

Al interior de la CNBV mencionaron que desde el 2 de enero iniciaron los pagos a los depositantes, en tanto que los ahorradores con solicitudes procedentes recibirán en los siguientes días una llamada de la interventoría general.

Dicen en San Lázaro que los diputados del PRD propondrán cambios a la regulación, a fin de buscar un mecanismo que brinde mayores garantías a los ahorradores de las sociedades financieras populares.

Revancha

En el sexenio pasado se pusieron muy enfáticos en querer hacer todo muy transparente y por eso hicieron una serie de acuerdos con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que dirige el mexicano José Ángel Gurría.

El tema toral es que en este gobierno les compraron la idea y ahora la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de Enrique Ochoa, va a presentar el catálogo que la OCDE hizo para fomentar la competencia y prevenir la colusión en las licitaciones públicas. Para tapar el ojo al macho se dice que es un trabajo conjunto de la OCDE con la Comisión Federal de Competencia, de Alejandra Palacios, cuando en realidad lo más que hizo este organismo fue presentar los datos que le proporcionaron las autoridades y a los que tuvo acceso cuando en el Imco nadie le hacía caso.

Pero ahora es diferente y la ex profesora del ITAM aprovechará las tablas que le dejó el estudio que hicieron, también con la OCDE, para regular las telecomunicaciones -en el 2012- y que nadie usó. Ojalá y en esta ocasión sea diferente.

Nuevo aeropuerto

Nos dicen que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, andan muy movidos con el tema del nuevo aeropuerto de la ciudad de México. Incluso, se prepara una reunión de alto nivel para mañana viernes y lo realmente importante es que es un acuerdo entre los dos grupos que han manejado la información del proyecto de infraestructura más importante del país y cuya dirección es disputada entre el secretario y el director general del proyecto, el ex gobernador de Hidalgo, Manuel Ángel Núñez.

La reunión incluye la participación de ambos funcionarios más una serie de representantes de los sectores privado nacional e internacional. La reunión tiene como pretexto la firma de un acuerdo de entendimiento con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, una entidad que estaba olvidada y fue recuperada para este propósito en la administración pública federal.

Adquiere licencia

Los que andan muy activos son los de Mexichem, que dirige Antonio Carrillo Rule, pues acaban de adquirir una licencia para distribuir y vender un propelente grado farmacéutico. La operación consistió en la compra -a Dupont- de la licencia para la distribución y venta del HFC-227ea/P, para el mercado regulado médico y farmacéutico de propelentes, por 4.1 millones de dólares.

Desde el punto de vista de analistas, la transacción es aditiva para Mexichem, siendo que agregará una nueva fuente de ingresos y una mayor diversificación de productos para la cadena flúor hacia aquellos de mayor especialidad. Además, el monto de la transacción es insignificante y no altera de manera relevante las perspectivas futuras de la compañía; de tal forma, reiteran su recomendación de Compra para las acciones de la emisora.

Indican que el mercado ha sobrerreaccionando a la baja en los títulos de la emisora en semanas recientes por la abrupta caída en el precio del petróleo, lo que no tendría por qué afectar a Mexichem, al menos de manera directa, sino en todo caso, por la evolución general de la economía mexicana, siendo que esta empresa no tenía planeado involucrarse en proyectos de extracción de hidrocarburos, y su interés respecto de la reforma energética estaba centrada en la generación de energía eléctrica, en cuyo caso, la baja de los energéticos le beneficiaría, al tener bajos insumos para sus proyectos de cogeneración de energía eléctrica.

Buscará mejor momento

Fibra Shop, que lleva Salvador Cayón, no ha quitado el dedo del renglón y no descarta la posibilidad de hacer la colocación, en este mismo año, de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFI) que postergó en octubre de 2013.

Los planes del fideicomiso de infraestructura y bienes raíces son más que ambiciosos, por lo que esperará a que se presente un buen momento en los mercados, luego de que hace unos meses la volatilidad provocó que se pospusiera la emisión de 375 millones de certificados, recursos que utilizarían para pagar su deuda con bancos.

En lo que se deciden por la emisión, Fibra Shop continuará expandiendo su operación en el país, sobre todo en la zona centro y analizará las oportunidades que se le presenten.