El incremento esperado en el presente siglo de la población en México, como a nivel mundial, aunado con los retos que plantea el cambio climático hacen que la producción de alimentos sea un tema estratégico para preservar y mejorar el nivel de vida de la población. Iniciativas como la Agricultura Climáticamente Inteligente (CSA, por su sigla en inglés) de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) brindan un marco de acción y recomendaciones que permite considerar dichos retos en el sector agroalimentario

El presente artículo plantea las siguientes interrogantes: ¿cuál es el escenario poblacional esperado en los próximos años? ¿cómo puede afectar el cambio climático a la producción de alimentos? y ¿qué es la Agricultura Climáticamente Inteligente?

De acuerdo con cifras de la Comisión Económica para América Latina, se espera que México llegue a mediados de este siglo a más de 170 millones de habitantes, lo cual representa un incremento de casi 47% de la población, tomando como base el año 2010.

En el entorno mundial, la población alcanzará más de 9,000 millones de habitantes de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas. En los próximos 12 años veremos un incremento de 1,000 millones de personas con respecto a los aproximadamente 7,000 millones que existen en el planeta.

Las cifras nos sugieren un reto de producir una mayor cantidad de alimentos para satisfacer las necesidades de una población creciente.

Según reportes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) el cambio climático es inequívoco y las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano son la causa dominante más probable.

De acuerdo con las proyecciones, se espera un incremento de temperatura mundial que podría llegar a casi 5oC con respecto al presente, si las emisiones continúan creciendo al mismo ritmo. Las implicaciones para el sector agropecuario incluyen una disminución de la productividad, incrementar la volatilidad de precios y reducir la calidad de los productos. Cabe destacar que existen acuerdos internacionales, en los que participa México, en los que se ha acordado como meta el controlar el cambio climático a 2oC para evitar los efectos más severos que este fenómeno pueda presentar.

Nuestro país enfrentará un reto para producir una mayor cantidad de alimento, de adecuada calidad, y bajo condiciones de producción más severas no sólo para sus habitantes sino también para el resto del mundo.

De acuerdo con información de la Sagarpa, México es un importante actor a nivel internacional en producción de alimentos. Somos el 12o productor a nivel mundial y estamos en los primeros 10 lugares en producción de aguacate, jitomate, berries, ganado bovino, chiles y pimientos, azúcar, nuez, cebolla, pepino, limón y sandía, entre otros muchos productos mexicanos que se exportan.

El día de mañana aportaré mayor información con respecto a la pregunta ¿Qué es la Agricultura Climáticamente Inteligente?

Erick Rodríguez Maldonado es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente de FIRA.

[email protected]?

La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.