Enrique Peña Nieto cumple 17 trimestres en Los Pinos y como identificó Roy Campos en la encuesta publicada en estas mismas páginas, el megagasolinazo puso en la lona la imagen presidencial, aunque el endurecimiento de su postura ante Donald Trump generó una ligera recuperación.

En ese contexto, los asesores en comunicación del Ejecutivo federal convocaron a sendos briefings con líderes de opinión.

Al mediodía, un primer grupo dominado por los conductores de los principales noticieros de los medios electrónicos. Y por la noche, columnistas de los diarios impresos. El gobierno no tiene dinero para mantener subsidios, admitiría el Primer mandatario, quien sugirió que el incremento a las gasolinas se quedó corto tuvo que ser de 26% y aseguró que no habrá marcha atrás en la medida.

En ambas sesiones, el presidente Peña Nieto estuvo acompañado por el jefe de la Oficina de Los Pinos, Frank Guzmán; los secretarios José Antonio Meade, de Hacienda, y Pedro Joaquín Coldwell, de Energía; así como el subsecretario Miguel Messmacher y el titular de Pemex, José Antonio González Anaya. El vocero presidencial, Eduardo Sánchez, y la coordinadora de la Estrategia Digital, Alejandra Lagunes, fungieron como anfitriones de los 60 comunicadores de una veintena de medios informativos que respondieron a la invitación.

Ni siquiera había terminado la ronda de salutaciones cuando, en las redes sociales ya circulaba la imagen del abrazo entre el Ejecutivo federal y Joaquín López-Dóriga, con Sánchez, Leopoldo Gómez y Denise Maerker, como sonrientes testigos.

Peña Nieto sabía con quiénes se reunía son retechismosos y por lo mismo no apeló al off the record, vino entonces la presentación de 20 láminas sobre el estado actual del mercado de las gasolinas y una larga charla informal, que inició con una férrea defensa del ajuste en la política fiscal. De la libreta de apuntes del Teacher salieron los primeros trascendidos, en tiempo real: las finanzas del gobierno federal están comprometidas y por lo mismo explicaron el precio de las gasolinas se ajustará todos los días. Las fluctuaciones no podrán ser de más de 3 centavos por litro al día, precisó el titular de Hacienda, pero quizá podrían darse durante varios días consecutivos, ya sea a la alza o a la baja.

Sin límite de tiempo, la conversación derivó a otros temas de la agenda de coyuntura según confiaron asistentes a la reunión matutina particularmente el deterioro de la relación con el gobierno de Donald Trump, además de los asuntos adyacentes, entre ellos la construcción del muro y la renegociación del TLC, del que prácticamente se declaró su extinción.

La llamada con Trump se desveló vía Twitter no fue como la filtraron, ni en tono ni en contenido; fue cordial y amistosa, diría el Ejecutivo federal. Y revelaría que emplazó al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, para permanecer al frente de ese organismo autónomo hasta noviembre próximo.

La plática onduló sobre el complicado escenario económico. Vienen ajustes bruscos, reconoció el Ejecutivo federal, pero no se harán apuestas. Y sin mencionarlos por su nombre, fueron aludidos Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador. ¿Los precios de las gasolinas serían sustancialmente menores si hubiera más refinerías en el país? Falso: el componente principal es el costo del petróleo. Los márgenes de refinación y los costos de importación son reducidos.

Los principales funcionarios del sector energético y fiscal se comprometieron a terminar con los gasolinazos. Y anunciaron que, a partir del pasado fin de semana, los precios diarios se suavizarán, en la medida de lo posible. Y es que las variables externas el precio de referencia internacional del petróleo y el tipo de cambio se mueven diariamente.

El comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, había anticipado una alta volatilidad de los precios máximos diarios. Pero desde el pasado sábado 18 se suavizarán de acuerdo con una fórmula cuyos componentes fueron divulgados ayer: el primero depende del cambio en el precio diario de las referencias internacionales, expresado en pesos por litro, y el segundo es un factor de ajuste por desviaciones que hace que las brechas que se hayan generado por no reflejar por completo el cambio de las referencias se vayan cerrando de manera gradual.

El gobierno peñista, adicionalmente, presentó un plan de inversiones en infraestructura que contempla una derrama de 16,000 millones de dólares de los cuales 12,000 millones serán para abrir estaciones gasolineras; 1,500 millones para transportar los combustibles por ferrocarril y 2,250 millones para poliductos , además de 2,420 millones contemplados dentro de un proyecto de política pública de almacenamiento.

EFECTOS SECUNDARIOS

ENTREGA. Por su trabajo de defensa a los ferrocarriles frente a la delincuencia, la industria ferroviaria entregó el Premio al Mérito Ferroviario al Ejército Mexicano, a la Comisión para la Seguridad Nacional (CNS) y al gobierno de Guanajuato. Los empresarios también entregaron 275 millones de pesos para crear un fideicomiso que permitirá la construcción de un cuartel militar permanente en la región industrial de Irapuato y León. Y es que desde hace cinco meses, un destacamento de 100 soldados fue desplegado a una zona que registraba 30 robos de trenes al día.

[email protected]