La semana pasada fue abundante en información económica de México, toda vez que se dieron a conocer las cifras de cierre para el 2017 de crecimiento económico (2.1%), finanzas del gobierno federal (superávit primario de 310,000 millones de dólares), remesas procedentes de mexicanos en el extranjero (29 millones de dólares) y el buen resultado de la licitación de campos petroleros en aguas profundas del Golfo de México, donde se asignó 65% de lo subastado

En este contexto, y posiblemente por la importante apreciación que ha acumulado en el año (5.72%) el tipo de cambio presentó movimientos menores para finalizar la semana en 18.59 pesos por dólar. Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró las operaciones del viernes en 50,396 puntos; cifra que implica un retroceso semanal de 1.31% y reduce el rendimiento acumulado en el año a 2.13 por ciento.

Los índices de los mercados accionarios de EU, Dow Jones, Standard & Poor’s 500 y NASDAQ, tuvieron un mal desempeño semanal, con pérdidas de 4.11, 3.82 y 3.51% respectivamente, que dejan en 3.34, 3.44 y 4.94% las ganancias en lo que va del 2018. Este ajuste sugiere una toma de utilidades y cautela de los inversionistas ante la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de EU que se tomó el miércoles 31 de enero.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed decidió por unanimidad mantener su de referencia en el rango de 1.25 - 1.50 por ciento. El FOMC expuso que espera condiciones económicas favorables que garanticen aumentos graduales de la tasa de fondos federales; por lo que es probable que esta referencia permanezca algún tiempo debajo de sus niveles naturales de largo plazo.

Las variables que la Fed mantendrá en observación para su política monetaria son: mediciones del mercado laboral, acontecimientos financieros internacionales y la inflación.

En la ronda 2.4 de licitaciones petroleras del gobierno mexicano se colocaron 19 de 29 bloques de aguas profundas para exploración y extracción de hidrocarburos; 65% de los bloques colocados superó las expectativas de 30% de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

La CNH espera que estos campos generen una inversión de 92.8 millones de dólares, 230,000 trabajos directos e indirectos y una producción de 1,500 millones de barriles de petróleo equivalente. Naturalmente estas cifras se distribuirán de forma paulatina en los próximos años.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó el primer estimado del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2017; el cual presentó un crecimiento anual de 2.1%, después de ubicarse en 2.3% en el 2016. El sector primario, que incluye agricultura y pesca, registró una tasa de crecimiento anual de 2.8 por ciento.

Las actividades secundarias, que incluyen minería, generación de energía, construcción, y manufactura, presentaron una contracción de 0.6 por ciento.

Finalmente, las actividades terciarias, que incluyen comercio y servicios, y han sido el motor de crecimiento de la economía en los últimos dos años, mantuvieron su buen dinamismo con un crecimiento de 3.1 por ciento. El dato cumplió las expectativas del consenso de analistas de Bloomberg y se tiene una expectativa promedio de crecimiento económico de 2.2% en el 2018.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que las finanzas públicas de México en el 2017 presentaron un superávit en el balance primario de 310,000 millones de dólares, el primero desde el 2008. De igual manera, se revirtió la trayectoria alcista del saldo la deuda pública como porcentaje del PIB; los Requerimientos Financieros del Sector Público finalizaron en 46.2% del PIB en el 2017 con una reducción frente a 48.7% en el 2016.

El Banco de México informó que en el 2017 las remesas del extranjero hacia a México alcanzaron un récord anual de 28,771 millones de dólares (6.6%), este resultado favorece la cuenta corriente de la balanza de pagos de México.

*Debt senior analyst & portfolio manager

Pichardo Asset Management.

Asesor Independiente en Inversiones.