¿No cree que si la taquilla otorga $2,400 millones al año tenemos derecho a exigir?

Los aficionados mexicanos tienen todo el derecho de exigirle a su equipo que cada peso que gasta en ellos se vea recompensado al menos en el esfuerzo. Cada año, más de 7 millones de espectadores acuden a los partidos de la Liga MX y dejan una derrama económica que supera los 2,400 millones de pesos, ¿con eso no les basta a los clubes para respetar y cuidar el espectáculo que dan en la cancha?

Desde que el futbol se hizo negocio, cada vez importa menos el aficionado a la hora de lo que hacen los jugadores en la cancha (siempre hay sus excepciones) y desde 1996 -cuando se instauraron los torneos cortos en nuestro país- el resultado significa casi todo en la filosofía de los clubes. Sumar, sumar, sumar, sumar... como malditas máquinas.

Sumar por sumar porque la afición mexicana es tan fiel, tan enamorada de este deporte en nuestro país, que tenemos casos como los fanáticos de los Tigres, capaces de celebrar con pasión y alarde un empate 0-0 si ello les da un pase a la final. Ellos también son capaces de perdonar casi cualquier ridículo en Libertadores o Concachampions y siguen llenado su estadio. O también hay otros como Cruz Azul; quizás sea la institución que más bullying recibe en el futbol pero sus seguidores son capaces de soportar todo y creer que su equipo puede ser campeón de Liga después de más de 17 años que no lo consiguen.

Es verdad que somos una afición benévola. Soportan todo: estilos de futbol como los de Tigres o Veracruz; fracaso tras fracaso con Cruz Azul; humillaciones como la situación que ahora vive el Guadalajara... Pero siempre están ahí, apoyando y gastando su dinero en un club que quizás le responda con indiferencia, donde sus jugadores avientan sus coches al salir del entrenamiento, como ha ocurrido con Águilas del América con tal de escabullirse de ellos.

Pero los fans necesitan ser más exigentes con el dinero que pagan a la hora de ir al estadio. ¿Acaso los 380 pesos que destinan en promedio en los estadios mexicanos se los regalan en la esquina?... Y lo único que los consumidores atinan a decir cuando es un partido aburrido o su club sale derrotado es una serie de insultos que quedan ahí, pero que en realidad su capital se queda y le permite al equipo vivir de esos recursos.

Es verdad que cada club tiene presupuestos diferentes. No es lo mismo América que Jaguares ni la calidad de cada plantilla, pero seguro es que como espectadores existe una obligación de hacer mejor a nuestro equipo, apoyándole, animándole y recriminándole cuando no estemos de acuerdo con lo que nos ofrece en la cancha. A veces los mismos fans han tenido la misma actitud de su equipo: Ganar como sea , lo importante es sumar , en la liguilla será otra cosa ... y de esta manera lo único que ganamos es fomentar esas razones como parte fundamental de la competencia, donde lo más importante sea el resultado.

Nuestro campeonato no tiene a más de la mitad de los fans complacido. Si usted recuerda, hace más de un mes aproximadamente presentamos en estas páginas nuestra primera encuesta de calidad de la Liga MX, donde aficionados de al menos ocho estados de la República la calificaban en su respuesta entre regular y pésima . Y entonces viene una pregunta lógica: ¿si no estás satisfecho, para qué pagas más de 350 pesos en un boleto? ¿No es tirar tu dinero?

Y el mismo documento afirmaba que siete de cada 10 prefieren ver un encuentro de cualquier campeonato extranjero. Propongo algo: si es necesario, hay que abuchear a nuestro equipo por no tener ningún respeto por nuestro dinero. No permitamos que los discursos conformistas ( lo importante es sumar ) tenga una verdadera influencia en nosotros, exijamos que cada peso valga la pena, porque al final del día es un producto por el que pagamos.