Seguro que Joaquín Vargas, el dueño de MVS, brincó de gusto, igual que sus socios en esa empresa al escuchar las declaraciones del nuevo secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, en torno del rescate de la banda 2.5 Gigahertz que inició el pasado gobierno calderonista.

Y es que el Secretario de Comunicaciones del gobierno de Enrique Peña Nieto abrió una rendija que podría permitir que la familia Vargas conserve la concesión sobre una de las bandas de mayor valor en el mercado de las telecomunicaciones.

Seguro fue como una enorme bocanada de oxígeno la que recibió el propietario de MVS porque con el gobierno calderonista parecía que tenía todas las de perder.

Ruiz Esparza dijo que el procedimiento de rescate está en marcha y es un procedimiento legal que tiene que seguir y no está sujeto a la voluntad del Secretario de Comunicaciones y Transportes o de una persona en particular.

Sin embargo, el funcionario recordó que la SCT hizo una oferta de arreglo y que si se cumplen los requisitos exigidos previamente por el Estado mexicano, es decir, si el Estado mexicano tiene un beneficio en condiciones competitivas nacionales e internacionales, desde luego tiene que haber un acuerdo.

El funcionario mencionó que se está analizando un precio justo y advirtió que no es cuestión de tener un valor por arriba de lo que se planteó. Estamos analizando diferentes parámetros para ver qué es lo más equitativo y si hay alguna diferencia será anunciada públicamente, pero la idea es que haya equidad y legalidad en la propuesta. Cuando se tenga esa referencia será dada a conocer a los concesionarios y se hará pública, anticipó. A la SCT le interesa –dijo- una respetuosa comunicación con los concesionarios y no un enfrentamiento en tribunales.

Gerardo Ruiz comentó que por lo pronto debe respetarse lo manifestado por la Secretaría de Comunicaciones en torno del tema y no cambiar las bases del procedimiento que hay en el ámbito legal.

Pero de que quedó abierta la puerta para la negociación, sin lugar a dudas. Habrá que ver si la familia Vargas pone sobre la mesa una oferta que convenza a las autoridades.

Ángel Losada no tiene ?quien le venda

Ángel Losada se deshizo de su negocio de abarrotes en el año 2007-08 y a partir de entonces se reinventó y hoy tiene un negocio mucho más diversificado pero también más pequeño. Del máximo valor que llegó a alcanzar con su cadena de autoservicio Gigante por 3,000 millones de dólares, hoy su consorcio de negocios apenas alcanza un valor de poco menos de la mitad: 1,300 millones de dólares.

Losada dice con humor: dejé la cachucha de cerillo y tomé el caso de constructor, pero no me arrepiento y menos después de ver lo que ha pasado en el negocio de las cadenas de autoservicio.

Hoy, sus negocios están reunidos en divisiones inmobiliaria y de bienes raíces; la asociación a 50% con Office Depot Inc, la cadena de restaurantes Toks, la nueva de Panda Express y The Home Store. Tan sólo en la división inmobiliaria planea realizar inversiones por 4,000 millones de pesos en diversos centros comerciales y en cada una de sus divisiones planea fuertes inversiones.

Sin embargo, Losada sigue buscando franquicias en el mundo que aumenten su rentabilidad, pero el problema es que no encuentra quien le venda. Sin embargo, el empresario está convencido de que con el nuevo perfil de sus negocios el horizonte es mucho más claro que el que hubiera tenido de mantenerse en el negocio del abarrote.

Pemex: asociación, no privatización, Emilio Lozoya

Hay de estilos a estilos. La mayoría de los funcionarios públicos toman posesión y se dan un tiempo para sentarse en la silla y mirar en los cajones del escritorio.

Sin embargo, Emilio Lozoya Austin, el nuevo director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), asumió su cargo y de inmediato se presentó ante los trabajadores para delinear los cinco puntos en los que basará su administración.

Entre ellos, destacó que es necesario potenciar los recursos mediante la asociación con el sector privado y advirtió que los recursos públicos ya no son suficientes para hacer crecer a las empresas del Estado.

Lozoya encabezó un evento abierto ante cientos de trabajadores de Pemex acompañado del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell. Allí, dejó claro que modernizar a Pemex no implica su privatización; el Estado mexicano –aseguró- tiene y seguirá teniendo la propiedad de los hidrocarburos.

También lanzó otra importante señal.

Afirmó que Pemex necesita tener una estructura de gobierno corporativo más eficiente y cercana a los trabajadores.

CUENTOS VERAS

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció nombramientos en la banca de desarrollo: Enrique de la Madrid en Bancomext; Jaques Rogozinski en Nafin; Jorge Estefan Chidiac en Bansefi; Carlos Treviño en Financiera Rural; Alberto Cano en la Sociedad Hipotecaria Federal y Alfredo Del Mazo en Banobras. Las designaciones en Bancomext y Nafin dejan claro que volverán a su estatus original de entidades independientes y por supuesto que no habrá de desaparecer ninguna.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx