El poder blando no se ve, se siente. El poder blando es la estrategia inteligente de la diplomacia. ¿Le interesaría al presidente López Obrador el uso de la diplomacia inteligente?

El 15 de julio del 2018, un adolescente francés de 21 años, de padre nacido en Camerún y madre con ascendencia argelina, anotó un gol en la final de la Copa del Mundo en Rusia. Kylian Mbappé no sólo fincó el triunfo frente a Croacia, también se instaló en el basamento donde reposan los íconos franceses del poder blando.

Al ser hijo de inmigrantes, Mbappé eliminó los efectos especiales del discurso antiinmigrante de la ultraderechista Marine Le Pen para mostrar su esencia escatológica de manera híperrealista.

La revista británica Monocle revela en su número bimestral de diciembre pasado a Francia cómo el país número uno en la lista de las naciones que mejor usan el poder blando. El museo de Louvre fue al que entró el mayor número de personas en todo el mundo. Durante el 2018 ingresaron 10.2 millones (75%, visitantes extranjeros). Los dos eventos que catapultaron el incremento de 25% respecto al año anterior fueron: la gran retrospectiva de Delacroix y el videoclip Apeshit de Beyoncé y Jay Z.

Francia ha destacado frente al mundo como potencia cultural y sus jóvenes artistas aseguran un próspero futuro en la materia. La cantante Christine and The Queens se encuentra en la cumbre de las listas de éxitos internacionales mientras que la traducción al inglés de la segunda novela de la escritora franco-marroquí, Leïla Slimani, Chanson Douce ha recogido críticas extraordinarias en todo el mundo.

Emmanuel Macron llegó a la presidencia como promesa de marca de lujo por su juventud y europeísmo; sin embargo, su soberbia y distanciamiento social han hecho que los Chalecos Amarillos lo sumerjan en el océano de la impopularidad. En medio del Brexit y el America First, Macron quiso desmarcarse de los ultramontanos profetas del apocalipsis migratorio. Ahora ha lanzado una campaña para salvar su imagen a través de una consulta nacional y popular. Veremos si le da resultado.

Francia cuenta con 166 embajadas. Con esta cifra de legaciones, reduce el tamaño del planeta con cierta facilidad para persuadir el consumo de su imagen.

Para Monocle, Francia tuvo dos eventos que lo marcaron a nivel internacional durante el 2018. Mejoró su imagen en Reino Unido al haberle prestado el Tapiz de Bayeux, un bordado de 70 metros de largo que narra la historia de la conquista de Inglaterra por el duque de Normandía, Guillermo El Bastardo, en 1066. Francia no le prestaba la obra a Reino Unido desde hace 950 años.

El ángulo negativo que describe Monocle es la xenofobia que “hierve a fuego lento”.

Portugal, los ojos del mundo

António Guterres es una de las superestrellas en el escenario mundial del poder blando en Portugal. Como secretario general de la ONU, su imagen abreva de la mediación internacional de Naciones Unidas. En el análisis anual de Monocle sobre poder blando, Portugal aparece en el puesto número 10.

Portugal destaca frente al mundo por su cálida hospitalidad no sólo a los turistas, también a inversionistas que se sienten atraídos por el “Hecho en Portugal”. Frente a este distintivo, se encuentra la calidad de sus industrias tradicionales, como la de zapatos, y las nuevas, como son las empresas tecnológicas.

Portugal despliega 76 embajadas. Según la revista Monocle, durante 2018 el país asombró por su Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología de Lisboa. Su sombra: una disputa diplomática con Angola.

La hora de los amigos en la guerra cultural

En tiempos en los que se habla demasiado de la fuerza militar y se siembra retórica nacionalista a lo largo y ancho de México, no es tan fácil persuadir a las naciones.

No creo que los integrantes del Grupo de Lima se hayan alegrado por el giro que está dando el gobierno de López Obrador en el caso venezolano. La piel de la diplomacia mexicana se está resecando.

Al hacer un recorrido por El Clarín de Argentina, El Tiempo de Colombia, Folha de S. Paulo y El País de Uruguay, el adjetivo “izquierdista” vinculado a López Obrador ha sido proyectado en las notas relativas con la nueva postura de México ante Maduro. “Cómo nos ven y nos interpretan, también nos cambia”, me comenta un amigo diplomático.

¿Le preocupa al presidente López Obrador lo que se está hablando en el mundo sobre México?

Alfonso Cuarón ha mostrado grandes dotes de mercadólogo a la hora de masificar un producto cultural de nicho: Roma. Netflix no sólo es una plataforma de películas y series, es una de las vendedoras más eficientes del mundo. Sumando la distribución en tiempo real, prácticamente es insuperable.

Es extraño que desde la SRE no se haya realizado una estrategia en redes sociales sobre Roma.

@faustopretelin

Fausto Pretelin Muñoz de Cote

Consultor, académico, editor

Globali... ¿qué?

Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.