Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia de la República al obtener 53.2% de los votos emitidos en la elección del 1 de julio del año pasado.

Después de su victoria, muchos mexicanos que no votaron por él empezaron a aceptarlo y hasta a verlo con muy buenos ojos. Sólo así se explica que las encuestas realizadas después de la jornada electoral mostraran que el porcentaje de mexicanos que lo aprobaba como presidente electo superara ampliamente 53.2% con que ganó el cargo. Luego, ya como presidente en funciones, cada vez más personas aprobaban su desempeño.

Las encuestas trimestrales hechas por el diario El Universal muestran lo anterior: en agosto del 2018, 64.6% de los encuestados “aprobó totalmente o en algo la forma en que Andrés Manuel López Obrador desempeña el puesto de presidente”; en noviembre del 2018, el porcentaje disminuyó a 55.6%; en marzo del 2019 alcanzó 79.4%; en junio estaba en 72.2%, y en agosto bajó ligeramente a 68.7%, una cifra aún muy por encima de 53.2% de los votos con que ganó el 1 de julio del año pasado.

La encuesta cuatrimestral que realiza el diario Reforma indica que son mayoría quienes “aprueban la forma en que AMLO está haciendo su trabajo como presidente”. En noviembre del 2018, era 63% de los encuestados; en marzo pasado, 78%, y en julio, 70%, de nuevo, un porcentaje que está muy arriba de 53.2% que le dio la victoria.

Las encuestas que Consulta Mitofsky realiza para el diario El Economista también indican los altos porcentajes de aceptación que goza el presidente. En noviembre del 2018, 62.6% lo aprobaba; en febrero de este año, el porcentaje se elevó a 67.1 por ciento.

Como lo indican estas encuestas, hasta octubre pasado las cosas iban bastante bien para el presidente, pero ese mes ocurrieron diversos hechos violentos y sangrientos que convencieron a muchos que el gobierno de la 4T carece de la capacidad necesaria para enfrentar eficaz y exitosamente a la delincuencia organizada.

La encuesta de El Universal realizada a principios del mes en curso indica que ya sólo 58.7% de las personas aprueba la gestión de AMLO. Este porcentaje indica una caída de 10 puntos con respecto a la encuesta hecha en agosto pasado.

Reforma publicará próximamente su encuesta correspondiente al mes en curso y todo permite suponer que también registrará una caída en la aprobación del presidente.

En lo que a Consulta Mitofsky se refiere, en mayo pasado esta empresa empezó a elaborar diariamente su AMLO Tracking Poll, también para El Economista. De acuerdo con ella, en septiembre el nivel de aprobación de AMLO había descendido a 62.8% y a 60.4% en octubre. El viernes pasado, el porcentaje de quienes aprobaban la gestión presidencial había caído a 58.1 por ciento.

Los porcentajes de aprobación que indican las encuestas de El Universal y El Economista superan ligeramente el multicitado 53.2%, y muestran que AMLO ya perdió el apoyo de muchos de quienes aprobaban su gestión.

De seguir esta tendencia descendente, el presidente podría ser el gran perdedor el 21 de marzo del 2022, cuando se realizará la consulta para determinar si continúa en el cargo o no. Ese día podría caer en un precipicio o, como él dice, en un despeñadero.

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.