La industria aseguradora de México, en voz de su dirigente, Manuel Escobedo, hizo un pronunciamiento político muy claro y contundente.

En sus propias palabras, el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) se manifestó en contra de un viraje al pasado; en pro de la apertura y el libre mercado y a favor de los empresarios como generadores de riqueza y empleo.

En política no hay casualidades y aunque en ningún momento se refirió al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, resultó evidente que el mensaje era directamente para Andrés Manuel López Obrador que propone —si gana las elecciones presidenciales— aplicar un modelo económico similar al de la época del desarrollo estabilizador; la producción en México de todo lo que consumimos y que en los últimos días ha confrontado al sector empresarial.

En el acto inaugural de la 27 Convención de Aseguradores, el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros remarcó varios enunciados que de ninguna forma pudieron pasar inadvertidos.

1.- Dijo que los mexicanos “no podemos aceptar un retroceso hacia esquemas políticos restrictivos y arbitrarios; es nuestro derecho expresar nuestras opiniones de manera libre y sin ser objeto de vejaciones y discriminaciones”.

2.- Expresó: “Creemos en dejar atrás el mundo donde las cosas estaban hechas en México y queremos ahora que estén creadas en México”.

Y 3.- Recalcó que: “los miles de empresarios y trabajadores de nuestro país, los pequeños agricultores, las misceláneas, las pequeñas y medianas empresas que junto con las grandes corporaciones somos la principal fuente de empleo y el motor de nuestra economía”.

El pronunciamiento político lo hizo frente a los dirigentes de banqueros y empresarios: Marcos Martínez Gavica, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), y Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El valor de los seguros

En su discurso, Escobedo planteó la importancia que tiene para la economía de México la industria aseguradora.

Destacó que en los últimos 17 años, a consecuencia de catástrofes naturales, México ha sufrido pérdidas económicas, por más de 25,000 millones de dólares.

En los sismos del 7 y 19 de septiembre se registraron más de 71,000 siniestros que representan pérdidas aseguradas por 29,800 millones de pesos.

Al 30 de abril, refirió, se ha pagado 66% del número total de reclamos.

El sector asegurador ha demostrado, junto con las instituciones públicas, la capacidad y solvencia para cumplir con la indemnización oportuna a los asegurados.

Ley de vanguardia

El secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, refirió que la reforma a la ley de Seguros promulgada en el año 2013 sustituyó a la anterior, del año 1935, y colocó al sector asegurador en términos regulatorios a la vanguardia de los estándares de Solvencia II.

En virtud del nuevo marco legal la industria registra hoy indicadores positivos: la prima per cápita pasó de 2,392 a 3,909 pesos; las reservas aumentaron notablemente desde el 2006; la rentabilidad financiera mejoró sustancialmente y la concentración del sector bajó de manera importante. Además, el sector de seguros se ha convertido en un enorme inversionista institucional.

Hoy tiene activos por más de un billón de pesos (un millón de millones de pesos) invertidos en diferentes proyectos de infraestructura y de otro tipo.

Administración de riesgos

El dirigente de la AMIS subrayó la importancia de fortalecer la administración del riesgo de los bienes del Estado, así como los bienes de interés político.

En México, el Estado invierte alrededor de 5,500 millones de dólares cada año en seguros.

El beneficio de esta inversión se pude potenciar de manera importante si se fortalece la administración de los riesgos del Estado.

Manuel Escobedo señaló seis grandes prioridades por atender:

1.- Transitar hacia una cobertura universal de salud (México destina menos recursos a la salud, que el resto de los países de la OCDE).

2.- Consolidar un esquema de ahorro para un futuro digno (las contribuciones al sistema son demasiado bajas para garantizar beneficios pensionarios de más de 50% del salario final).

3.- Potenciar el desarrollo del campo mexicano con mayor cobertura de seguros (de acuerdo con la Cepal, durante las últimas dos décadas, 80 % de las pérdidas, consecuencia de eventos climáticos, afectó al sector agrícola).

4.- Aumentar la resiliencia de la vivienda de los mexicanos (en los sismos del año pasado, menos de 6% de los daños estaban asegurados).

5.- Combatir la ilegalidad y prevención de ilícitos, así como proteger a las víctimas de accidentes viales (del 2015 a la fecha, el robo de automóviles asegurados aumentó 46 por ciento. El robo en casa-habitación creció 13 por ciento).

6.- Fortalecer la administración del riesgo de los bienes del Estado y los bienes de interés político.

Atisbos

RECONOCIMIENTO.- A escasos cinco meses de haber asumido la gubernatura de Banxico, Alejandro Díaz de León fue seleccionado para integrarse al consejo de administración del Banco de Pagos Internacionales (BIS) que preside otro mexicano, Agustín Carstens, exgobernador de Banxico y exsecretario de Hacienda mexicano.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.