El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha generado un debate polarizado en torno al manejo de la economía.

Sus simpatizantes afirman convencidos que está logrando la cuarta transformación del país.

Sus críticos, aseguran que es un desastre. Y los datos oficiales, de Inegi, Coneval y otras instituciones no gubernamentales revelan signos negativos: desempleo, aumento de la pobreza, quiebra de empresas.

Esa fotografía la niegan desde Palacio Nacional. Desde allá se ve todo, con optimismo. A pesar de la pandemia -que no los obligó a cambiar el rumbo-, presumen, la economía se recupera con más fuerza de la que se anticipaba.

Lo que para el gobierno y simpatizantes es una fuerte reactivación, para los analistas independientes es más un “rebote” impulsado por el vigoroso programa de estímulos fiscales en la economía de EU.

La percepción generalizada es que el rumbo de la economía del país lo decide el Presidente de México.

Los trazos generales, sin duda los dicta el Jefe del Ejecutivo. Sus frases cotidianas y sus programas lo dejan claro los días.

Los amplios y costosos programas sociales, bajo el lema de Primero los Pobres; las obras de infraestructura insignia, el discurso y acciones para concretar la contrarreforma energética, dejan ver lo que muchos califican como el ángulo populista.

En paralelo su perfil neoliberal se asoma con la continuación del acuerdo trilateral de comercio: T-MEC; el respeto a la autonomía del Banco de México; la ortodoxia en el manejo de las finanzas públicas -por lo menos en el rechazo al aumento de la deuda-, aplicada incluso en medio de la pandemia y la recesión económica más profunda que ha registrado el país en casi un siglo.

Por eso es interesante lo que piensa el responsable de las finanzas públicas, Arturo Herrera que está a unos días de dejar el cargo para entregar la estafeta a su sucesor Rogelio Ramírez de la O.

El próximo 15 de julio será su último día en el cargo. Herrera es el hombre al que le tocó capotear, desde la cumbre de la secretaría de Hacienda y Crédito Público la crisis sanitaria, con todos los efectos perniciosos con los que impactó en la economía.

Se trata de un hombre con sólidos cimientos académicos y profesionales, pero sobre todo con enorme paciencia e inteligencia emocional, que sin duda le ayudaron a superar los momentos en los que el Presidente lo desdijo públicamente.

Estoy tranquilo porque voy a entregar buenas cuentas ha dicho el funcionario en distintas entrevistas que ha concedido a diferentes medios.

Asegura que entregará finanzas públicas sanas y robustas. Calcula que para este año el gobierno contará con 400,000 millones de pesos adicionales, respecto al año 2018.

Respecto al incremento de la deuda, advierte que se trata de un falso debate.Pero admite que el incremento que registró la deuda en su relación con el Producto Interno Bruto, por la caída del 8.5% de la economía se reducirá por la recuperación en la tasa de crecimiento.

Recuerda que el pronóstico de crecimiento original de la secretaría de Hacienda para este año fue de 4.6%, proyectado cuando no había vacuna en el mundo y no existían los contratos de compra del biológico.

En abril de este año la revisión formal elevó el pronóstico de crecimiento a 5.3% y posteriormente, de manera informal se ha elevado a 6.5 por ciento.

El aumento de los 2 puntos porcentuales entre 4.6 y 6.5% representa 500,000 millones de pesos adicionales en actividad económica, en empleo 400 mil empleos adicionales y en recaudación alrededor de 60 mil millones de pesos adicionales.

Frente al reclamo de que el gobierno mexicano no aplicó una política fiscal de apoyo a las empresas.

Herrera ha reiterado que esa política la aplicaron los países desarrollados.México optó por no endeudarse. De haberlo hecho, por alrededor de 5 billones de pesos, con las altas tasas que tiene que pagar México de entre 5 y 6% hoy tendría que estar pagando 300 mil millones de pesos adicionales.

Herrera dice que se va tranquilo. Ahora a Ramírez de la O le tocará enfrentar el reto del impulso al crecimiento económico. El mismo reto que enfrentaron los neoliberales y no lo superaron: un crecimiento alto y sostenido. A ver.

marcomaresg@gmail.com

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor