Justo cuando la tendencia natural a construir futuros post covid se presenta sobre distintas temáticas que, previsiblemente adoptarán rumbos modificados, llega un evento que sacude al rubro de la funcionalidad y pertinencia del transporte público en una macro ciudad como la CDMX.

Un sistema de transporte colectivo como lo es el Metro, el cual en pasados días presentó en público su vulnerabilidad, se cuestiona en su aptitud y seguridad con el acontecer de un incendio en la subestación del centro histórico. El más lamentable resultado del evento arroja una persona fallecida, cinco hospitalizaciones por intoxicación y la detención en el funcionamiento de seis líneas del sistema.

Sin embargo, a pesar de lo visible que resulta este acontecimiento, parece que nuevamente la discusión no se adentra más allá de la primera capa del problema y se enreda en un laberinto inacabable de acusaciones y deslindes que sólo enrarecen más el difícil ambiente por el que todos estamos pasando. Hablar de si “los adversarios” del sistema acusan con brutal injusticia al actual gobierno, o apuntar espadas flamígeras sobre nombres, no deja ver lo rebasado que están en la generalidad los medios masivos de traslado de personas, y mucho menos concede objetividad para avizorar un futuro viable en la transportación colectiva.

Generar armonía entre la efectividad para el desahogo de la demanda de transporte, la consideración al medio ambiente y la mejora integral de calidad de vida, es un cometido que pide ser discutido a la luz del nuevo punto de partida que deja esta pandemia.

A pesar del incremento de la modalidad a distancia de las labores, existe un cúmulo de trabajadores que no cuentan con más opción que el traslado hacia centros de trabajo. Así, en el caso de México, donde múltiples sectores no utilizan transporte unipersonal o individual motorizado, emplean en su mayoría los medios colectivos como el propio Metro o el Metrobus. Es el caso que, aún con la drástica reducción de movilidad en 2020, estamos hablando de cerca de 43 millones de personas al mes que tienen que usar obligadamente estos servicios. Si a pesar del natural desgaste por uso, se restringen los recursos presupuestales para correcto mantenimiento, el resultado es el desastre.

Existe una corriente de opinión en ciudades como Buenos Aires, Santiago, Cartagena y Montevideo para el caso de Sudamérica, así como Madrid, Roma, Lisboa y París en Europa, donde se está replanteando el sistema de movilidad masiva. La existencia de incentivos hacia la movilidad escalonada, el impulso hacia la regionalización del trabajo, así como la promoción de transporte mecánico unipersonal son las bases de ese diálogo. En nuestro país parece que aferrarnos a contextos que ya cambiaron enturbian el crear un futuro de opciones más sanas y eficientes.

Twitter: @gdeloya

Guillermo Deloya Cobián

Analista en temas de política

A media semana

Guillermo Deloya Cobián es oriundo de Puebla, licenciado en derecho, con especialidad en derecho fiscal, maestro en economía y gobierno y doctor en planeación estratégica y políticas de desarrollo. Actualmente cursa la maestría en escritura creativa en la Universidad de Salamanca.

Es articulista y comentarista en diversos medios de comunicación nacionales y locales, ha publicado ocho libros, además de diversos ensayos en temas que van desde lo económico, político y jurídico, hasta una novela histórica ubicada en el siglo XVIII.

Es comentarista y analista en temas de política, economía y jurídicos en ADN40.

Ha desarrollado una constante actividad docente como profesor universitario tanto en Puebla como en la CDMX.

Cuenta con una trayectoria en el sector público de veintiocho años donde ha ocupado cargos en los ámbitos federal y estatal, en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, en la Procuraduría General de la República, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública, en el Consejo de la Judicatura Federal y el Gobierno del Estado de Puebla, fue Coordinador del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, INAFED, de la Secretaría de Gobernación y ha ocupado diversos cargos partidistas.

Lee más de este autor