La producción de café en México reportó durante los últimos años su nivel mínimo desde que se tiene registro. Los principales factores que explican la mengua de la producción nacional del aromático, durante la reciente década, son la disminución de la superficie cosechada, la reducción de la productividad de los cafetales debido a la edad avanzada de las plantaciones, a las afectaciones climatológicas y por la roya del café

El futuro de la producción de café está en riesgo ya que los factores que afectan la producción impactan directamente en los pequeños productores, que representan 70 por ciento.

Para el 2016/17 el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, USDA, estima que la producción de café en México disminuirá a una tasa anual de 8% y el consumo se incrementará 1.5%, con respecto al ciclo previo.

Ante este panorama, FIRA, como parte de la Banca de Desarrollo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, promueve el desarrollo de pequeños cafeticultores a través del esquema de desarrollo de proveedores.

El principal objetivo de este esquema es convertir al productor en proveedor de materia prima para la agroindustria y organizaciones sociales.

Por lo que respecta al productor participante, éste puede obtener alguno o varios de los siguientes beneficios: acceso al crédito, asistencia técnica especializada, comercialización segura y certidumbre en el ingreso.

Por otro lado, la organización tiene un abasto seguro de la materia prima con la calidad, frecuencia y volumen que requiere.

La alianza estratégica entre FIRA, las empresas comercializadoras nacionales y transnacionales y las organizaciones de productores han creado un esquema de desarrollo de proveedores con la finalidad de aumentar la producción y rentabilidad del cultivo.

Dicho esquema cuenta con la participación de más de 20 organizaciones, cuatro agroindustrias y más de 20,000 productores adheridos; el financiamiento se otorga a través de la banca comercial.

Este esquema cuenta con un programa de capacitación y asistencia técnica integral, en el cual participan un consultor y asesores registrados con FIRA.

El esquema tiene como meta que en un periodo de cinco años se tenga una superficie renovada de más de 20,000 hectáreas de café.

Durante los últimos años, la presencia de la roya (hemileiai vastratix) en los cafetales, se combate por FIRA y la SAGARPA a través del Programa de Desarrollo Productivo Sur-Sureste y PROCAFÉ, a efecto de impulsar el aumento de la producción y productividad de los productores de café a través de la renovación de sus cafetales.

La estrategia tiene cuatro objetivos: financiar inversiones para el establecimiento de viveros tecnificados, financiar semilleros que produzcan planta certificada con mayor tolerancia a la roya y mayores rendimientos, otorgar crédito para la compra de plantas de café, y, finalmente, apoyar a los cafetales con material genético de calidad.

Las oficinas de FIRA que atienden la red de café proporcionan a las y los productores la orientación y apoyo para que puedan acceder a los servicios de asesoría técnica y transferencia de tecnología para mejorar su productividad, las condiciones de vida y sus ingresos a través de la renovación de cafetales

*Efraín Hernández Martínez es residente estatal de FIRA en Chiapas.

[email protected]

La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.