Una vez más quedó claro que la mayoría legislativa del partido Morena está para bailar al son que toque el presidente Andrés Manuel López Obrador. Fue él quien dio la orden de retirar las modificaciones a la Ley Orgánica del Congreso, porque les está perjudicando, y se retiró.

Los diputados morenistas han mostrado su minoría de edad política y requieren de la tutoría presidencial. Ahí está su coordinador, Mario Delgado, y su berrinche infantil de bloquear a sus opositores, porque les hablan feo.

Así que, si los soldados presidenciales en el congreso acatan a cabalidad una instrucción de López Obrador para no modificar la ley que rige a los legisladores como un poder supuestamente independiente, ¿alguien esperaría que se opusieran o modificaran sustancialmente el Paquete Económico que les mande el presidente de la República?

Por eso es que es de vital importancia conocer el paquete que habrá de presentarse este fin de semana al Congreso, que incluye los criterios económicos, la iniciativa de Ley de Ingresos y el presupuesto de egresos. Se supone que no hay una miscelánea fiscal.

Arturo Herrera es un secretario de Hacienda que entiende perfecto la necesidad de presentar a los mercados un Paquete Económico creíble y equilibrado. Pero no parece que haya en todo el gabinete un solo funcionario que se atreva a llevarle la contraria al presidente López Obrador ante una orden de acomodar las cosas como él quiera, sobre todo en materia de gasto.

El Primer-tercer Informe de Gobierno dejó claro que Andrés Manuel López Obrador tiene otros datos. Y el problema no es tanto que aporte datos falsos para complacer a su clientela, el problema es que él se los crea.

Ni la Inversión Extranjera Directa está en niveles históricos, ni la creación de empleos es tan dinámica. Pero tampoco ha aumentado la producción petrolera, y si la economía no crece la deuda sí lo hace, por simple efecto de ajuste en su comparación con el Producto Interno Bruto.

Si los números del Paquete Económico para el 2020 están calculados con base en esa visión paralela de los “otros datos”, los mercados descalificarán el presupuesto de inmediato, porque simplemente será imposible poder cumplirlo.

Y si priva la cordura de los expertos de Hacienda y se apegan a la realidad de un país con tasas de crecimiento muy cercanas a cero, sin atracción de inversiones privadas, con la confianza deteriorada, con una plataforma petrolera deprimida y expectativas de un mercado interno deprimido, tampoco habrá mucha alegría en los mercados financieros.

Sobre todo porque, previo a la presentación del Paquete Económico, las firmas calificadoras le echan sal a la herida y advierten que ahí viene una baja en las calificaciones crediticias de Pemex y de la deuda soberana del país.

Ya tenemos un adelanto de la receta secreta del Paquete Económico. Se anuncia un garrote fiscal con púas, como el de las series de zombis, para aumentar la recaudación.

Dependerá de qué tan profundo llegue el machetazo de los cobradores de impuestos y qué tanto aporta esta mano dura a los ingresos públicos. Porque está claro que el gasto asistencialista de este gobierno necesita mucho dinero.

Hay poco que hacer, sólo esperar, rezar y confiar en que prive la cordura de los expertos de la 4T en el Paquete Económico.

[email protected]

Enrique Campos Suárez

Conductor de Noticieros Televisa

La Gran Depresión

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialidad en finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Periodismo por la Universidad Anáhuac.

Su trayectoria profesional ha estado dedicada a diferentes medios. Actualmente es columnista del diario El Economista y conductor de noticieros en Televisa, donde participa con Carlos Loret de Mola en Despierta y es titular del espacio noticioso de las 13 horas en Foro TV.

Es un especialista en temas económico-financieros con más de 25 años de experiencia como comentarista y conductor en radio y televisión. Ha formado parte de empresas como Radio Programas de México, donde participó en la radio empresarial VIP. También formó parte del equipo directivo y de talento de Radio Fórmula.