Telmex debe presentar, en términos de su título de concesión, una propuesta a la SCT sobre el nivel de precios de la canasta de servicios básicos controlados.

Con un lamentable retraso de 19 meses, el 11 de julio, el pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) determinó los parámetros del sistema de precios tope para la canasta de servicios básicos de Telmex (que incluye sólo servicios de voz sin interconexión), aplicable al periodo 2011-2014.

De acuerdo con el capítulo seis de la modificación a su título de concesión, la autoridad debe aprobar un esquema tarifario en el que: 1) se establezcan límites al incremento de precios de la canasta de servicios básicos controlados y 2) se incentive a Telmex a trasladar al consumidor los beneficios de sus ahorros en productividad.

En términos de su título de concesión, Telmex debe presentar una propuesta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sobre el nivel de precios de la canasta de servicios básicos y el factor de productividad, de tal manera que le permitan obtener un rendimiento igual al costo de capital promedio ponderado. En caso de que la propuesta sea rechazada por la SCT, tanto Telmex como la Cofetel deben solicitar la opinión de tres expertos reconocidos en el tema. Uno de estos expertos es nombrado por Telmex, el segundo, por la Cofetel y el tercero, de común acuerdo. Una vez que el panel de expertos alcance un consenso, la SCT tomará en cuenta estas opiniones y decidirá de manera definitiva las nuevas tarifas.

Para el análisis del periodo 2011-2014, el panel de expertos estuvo compuesto por:

Frontier Economics: empresa consultora nombrada por Telmex. Ha asesorado a empresas y gobiernos en más de 50 países en temas de diseño regulatorio, análisis de mercado, controles de precios, acceso a redes, tarifas de interconexión, valuaciones y licitaciones de espectro, costeo y análisis de rentabilidad, así como en políticas de competencia.

WIK-Consult: empresa consultora nombrada por la Cofetel. WIK-Consult es uno de los principales centros de investigación y consultoría en Alemania. Se enfoca en análisis de política regulatoria en los campos de telecomunicaciones, energía, transporte, medios y Tecnologías de la Información; además de colaborar con distintos gobiernos, realizan investigaciones conjuntas con organismos internacionales como la Comisión de la Unión Europea y el Banco Mundial.

Compass Lexecon: empresa consultora nombrada de común acuerdo entre la Cofetel y Telmex. Es una de las principales firmas consultoras a nivel mundial. En lo referente a telecomunicaciones, cuenta con amplia experiencia en los campos de fusiones y adquisiciones, procedimientos regulatorios, así como licitaciones de espectro. Ha asesorado a diversas agencias regulatorias (principalmente, a la Federal Communications Commission de EU) y a empresas privadas como AT&T-BellSouth, SBC-AT&T, Verizon-MCI, SBC-Ameritech y Bell Atlantic-GTE.

El panel de expertos presentó sus conclusiones sobre variables financieras de Telmex que influyen en el cálculo del sistema de precios tope, tales como: inversión inicial, gastos operativos, capital de trabajo, participación de mercado de Telmex, estimaciones sobre el número de líneas fijas en años futuros, costo de capital promedio ponderado, factor de productividad y aumento inicial de tarifas.

Después de varias reuniones, los tres expertos lograron un acuerdo sobre el rango en el que se debería fijar tanto el ajuste inicial a las tarifas de los servicios básicos como el factor de productividad para el periodo 2011-2014. La propuesta fue llevada al pleno por el comisionado Alexis Milo, tomando en cuenta la opinión de los expertos, y fue apoyada por los comisionados Gil Elorduy, José Luis Peralta y Gonzalo Martínez Pous.

De manera por demás extraña, de último momento, el presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, pretendió incluir en el sistema de precios tope servicios no contemplados en el título de concesión de Telmex y parámetros distintos a los consensuados por los expertos. En consecuencia, votó en contra de la resolución adoptada por el resto de sus pares.

Incluir en el sistema de precios tope servicios no contemplados en el título de concesión de Telmex y proponer tarifas que difieran de los parámetros dictaminados por los expertos traería una consecuencia inmediata: Telmex tiraría la resolución en tribunales con un simple soplido. De ahí, la pregunta que da título a este artículo: ¿a quién sirve Mony de Swaan?

El autor es Presidente del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones AC, catedrático de la Universidad Iberoamericana AC y abogado especialista en sectores regulados. Las opiniones vertidas en este artículo se emiten a título personal y de ninguna manera representan o comprometen a las instituciones mencionadas.

Twitter: @gsoriag

[email protected]