Hasta ayer habían transcurrido 216 días del 2019, y durante ellos en Estados Unidos han ocurrido 254 tiroteos masivos que dejaron 282 muertos y 1,055 heridos.

Para la organización no gubernamental (ONG) Gun Violence Archive un tiroteo masivo es un incidente en el que “cuatro o más personas son heridas o muertas, sin incluir al tirador”.

Los números arriba notados son los de la ONG, e incluyen al tirador en caso de que éste haya resultado muerto o herido en el incidente.

Con base en ellos, en lo que va del año los tiroteos masivos han causado, cada día, 1.3 muertos y 4.9 heridos.

Estas cifras no son nada si las comparamos con las que arroja la violencia que padecemos los mexicanos, pero son sumamente preocupantes si tomamos en cuenta que se dan en el país que presume de ser el más rico y próspero del planeta, en el país que se proclama como el defensor del mundo libre y de la democracia.

El tiroteo ocurrido el sábado pasado en El Paso, Texas, que dejó 20 muertos y 16 heridos es el más sangriento del año. El que se dio ayer en Dayton, Ohio, con 10 muertos y 27 heridos, es el tercero más sangriento. El segundo, que le costó la vida a 13 personas y le causó heridas a cuatro, ocurrió el 31 de mayo en Virginia Beach, Virginia.

Seis de los que murieron en El Paso eran mexicanos, lo que provocó que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, difundieran mensajes vía Twitter.

El sábado a las 6:42 de la tarde, AMLO difundió un video y un texto que dice: “Lamento los hechos ocurridos en El Paso, Texas, pueblo vecino y hermano de Ciudad Juárez y de nuestra nación. Envío mis condolencias a los familiares de las víctimas, tanto estadounidenses como mexicanos. La SRE y nuestro consulado están actuando y brindando apoyo”.

Su tuit de ayer a las 9:07 de la mañana dice: “Lamentablemente se confirma la muerte de mexicanos en El Paso, Texas. Desde los primeros momentos, nuestros cónsules y la SRE están atendiendo a nuestros connacionales. A las 11:00 de la mañana, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, fijará la postura del gobierno de México”.

Desde el sábado, Ebrard difundió varios tuits informando sobre las víctimas mexicanas, y ayer a las 11:41 de la mañana un video en donde condena y rechaza “el acto de barbarie”, anuncia que el gobierno de México trabajará junto con EU para garantizar la seguridad de nuestros connacionales en ese país, y adelanta que ayer mismo, a las 4:30 de la tarde (Centro) anunciaría las medidas que tomaría el gobierno mexicano de acuerdo al derecho internacional, mismas que a las 7:00 de la noche no aparecían ni en su cuenta de Twitter o en el sitio de la SRE.

Martha Bárcena, embajadora de México en Washington, tuiteó ayer por la mañana que: “El discurso xenófobo y racista conduce a los crímenes de odio. Indispensable construir un discurso de tolerancia, respeto y compasión. La comunidad hispana contribuye de manera fundamental a la sociedad estadounidense. Necesitamos trabajar por la paz en comunidades ambos países”.

¿Se refirió a quien ayer, después de jugar golf, dijo que lamentaba lo ocurrido pero presumió que su gobierno ha hecho mucho para prevenir los tiroteos masivos?

¡A ver si no se enoja este engreído y xenófobo racista y decreta nuevos aranceles!

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.