La semana pasada, Animal Político publicó los resultados de un estudio de Caleidoscopio Electoral en el que muestra que sólo 3% de los encuestados piensa que la educación es el mayor problema del país. Peor aún, de acuerdo con este estudio, 43% de los encuestados se siente satisfecho con la educación que reciben sus hijos, mientras que sólo 25% de los participantes reporta sentirse insatisfecho. ¿Por qué?

Los datos duros nos indican que la educación en México sí es un problema grave. Por ejemplo, de acuerdo con el programa PISA 2009 de la OCDE, México se sitúa en el lugar 48 de 65 países evaluados y en el último sitio de los 33 países miembros de la Organización, bajando seis lugares respecto del resultado de PISA 2000. Aproximadamente, la mitad de la población evaluada está en el nivel insuficiente de lectura y matemáticas.

En la prueba ENLACE, que aplica la SEP, la mayoría de los estudiantes está reprobada. Seis de cada 10 alumnos de primaria se ubicaron en los niveles insuficiente y elemental en Español y Matemáticas. Nueve de cada 10 alumnos de tercero de secundaria que fueron evaluados en la materia de Matemáticas estuvieron en el nivel insuficiente y elemental, y más de ocho de cada 10 alumnos en Español se situaron también en este nivel.

Estamos básicamente reprobados.

¿Por qué se siente satisfecha entonces casi la mitad de los encuestados? ¿Con qué vara miden esta satisfacción? ¿Acaso este sector de la población compara la calidad de la educación que reciben sus hijos con la que ellos recibieron? Entonces, si yo recibí una educación de mala calidad y no tengo otro punto de comparación porque eso es lo único que conozco, ¿pienso que una educación como la mía es una buena educación? ¿Puedo aspirar a tener algo que no conozco? ¿Puedo exigir algo a lo que no aspiro? ¿Tengo alguna motivación? Como madre de familia, ¿tengo el tiempo para involucrarme en la educación de mis hijos si tengo que trabajar tiempo completo, me toma dos horas llegar al trabajo y tengo que llegar a hacer labores del hogar?

Si solamente 3% de la población piensa que la educación es el mayor problema del país y la mitad está contenta con la enseñanza que reciben sus hijos, ¿será algún día este tema una prioridad en la agenda política del país? ¿Cómo podemos comunicar la importancia de la educación en la resolución de problemas que sí son considerados graves como la inseguridad, el desempleo y la pobreza? ¿Qué podemos realizar para que hagamos de la educación el punto número uno en la agenda política?

[email protected]