La Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó a las autoridades mexicanas, bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, le compartan la estrategia a seguir en la compra de medicamentos que se realiza vía la UNOPS.

Sabemos que el organismo internacional está preocupado, desconoce cómo será el proceso de distribución de los medicamentos.

Porque el compromiso de la ONU vía la UNOPS ha sido sólo comprar algunas claves de medicamentos al mejor precio y entregar en los almacenes del Insabi, que encabeza Juan Antonio Ferrer.

Argumenta que su especialidad no es lo administrativo, la distribución y el pase de aduana. Temas que quedan en manos de las autoridades mexicanas y cuyos esquemas no se ha aclarado cómo se llevarán a cabo, cuánto costarán y de quién será la responsabilidad de que lleguen a todos los centros de salud.

Sólo sabemos que donde se están dejando los medicamentos es en los almacenes del Insabi. ¿Dónde están?, se habla de uno bajo el nombre de Bantach.

En fin, aún no se puede cuantificar el ahorro generado por las autoridades mexicanas en estas compras. Será necesario definir el resto de las claves de medicamentos, vacunas y todos los pasos administrativos. Ojalá que el caldo no salga más caro que las albóndigas.

Entre las compras que realizó la UNOPS, está un 14% que se quedó desierto. Así que faltaría, de parte de las autoridades mexicanas, esclarecer dónde se comprarán y a qué precio.

Además de conocer qué pasa con lo que falta comprar; vacunas y medicamentos de alta especialidad ¿aún están en proceso o en veremos?

Aunado a ello, sabemos que el volumen de compras que se hicieron vía la UNOPS es para 26 entidades de la República cuando en México son 32.

Hay muchas interrogantes. ¿México estará a la altura de los ahorros que se tuvieron, es decir, se podrán sostener de frente a los costos aduanales para pasar a México las claves adquiridas?

¿Se cuenta con el transporte adecuado para su distribución, las bodegas son especializadas para el mantenimiento de medicamentos?

En caso de irregularidades, robos sospechosos, medicamento en mal estado o caducidad ¿se le responsabilizará a la UNOPS? O más aún: ¿El organismo internacional mantendrá su compromiso con México?

De parte de la ONU los compromisos siguen en orden, en tiempo y forma. Y aunque hubo un retraso de un mes en esta primera entrega, se debió a una reconfiguración de solicitudes, claro, de parte de las autoridades mexicanas.

Aquí no terminan las cosas. La ONU también interviene, vía la UNOPS, en ayudarle a México en el análisis técnico de un tramo del tren maya, teniendo relación cercana con Fonatur, bajo la tutela de Rogelio Jiménez Pons; en asistencia de pasaportes en México, para lo cual tienen relación con la cancillería que encabeza Marcelo Ebrard; así como en el análisis de una carretera que se ampliará y que tiene que ver con el gobierno de Guanajuato.

Y hay más. La ONU está siendo intermediaria en el donativo de 6 millones de dólares que está por otorgar el gobierno de Japón a México. Falta definir si estos recursos se destinan a la compra de ambulancias y utensilios de medicina, donde no entran ni medicamentos ni vacunas.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor