(Última  de dos partes)

Invertir es la única manera de poder formar un patrimonio con el tiempo. Por eso todos deberíamos aprender a hacerlo.

A continuación continuamos con los consejos que empezamos en la columna anterior:

5.- Elegir nuestras herramientas y metodología de selección de activos. Toda estrategia de inversión los requiere. Por ejemplo, un inversionista de largo plazo puede decidir invertir preferentemente en empresas sólidas, estables y que pagan dividendos, mientras que otro puede preferir hacerlo en empresas subvaluadas bajo ciertos criterios fundamentales, que en el largo plazo podrían ofrecer un mayor rendimiento.

En ambos casos, se requieren herramientas que nos permitan evaluar, cada cierto tiempo, si las empresas en las que invertimos siguen cumpliendo con estos criterios.

Lo mismo sucede con los traders, quienes seguramente necesitarán elegir qué herramientas técnicas son las que utilizarán y cuáles son las señales que usarán para entrar y salir del mercado.

6.- Aplicar nuestra estrategia y no autoengañarnos. Éste es también uno de los grandes errores de muchos inversionistas: fallan a la hora de ejecutar su estrategia porque intentan justificar las cosas que pasan u obedecer sus corazonadas.

Por ejemplo, una persona que define que va a vender alguna acción cuando ésta rompe a la baja su soporte de mediano plazo, pero la mantiene porque siente que ya tocó fondo y seguramente va a rebotar.

Esto es mucho más común de lo que parece. Hay quienes compran una acción sólo porque ha bajado mucho de peso, sin atender a su valuación o a los fundamentales de la empresa. Luego se dan de topes porque no sucedió lo que esperaban.

La única forma de no autoengañarnos es ejecutar nuestra estrategia de forma disciplinada, siempre. Seguirla al pie de la letra, aunque nuestro corazón nos diga lo contrario.

7.- Nunca olvidemos controlar el riesgo. Esto debe ser parte de la metodología o estrategia de inversión a utilizar, pero de todas maneras es importante enfatizarlo, porque muchísima gente lo olvida: el riesgo es la variable más importante a considerar, por encima del rendimiento.

Los inversionistas de largo plazo suelen controlar el riesgo a través de la diversificación y del rebalanceo de su portafolio en periodos determinados. Los traders, por ejemplo, siempre deben usar herramientas tipo stop-loss que les ayuden a cortar sus pérdidas a tiempo.

Saben que buena parte de su éxito se basa en ello; es decir, dejar correr las ganancias lo más posible y cortar rápidamente las pérdidas.

8.- Elegir bien con quién vamos a operar. Hay distintas plataformas de inversión (brokers) en línea, cada una con sus ventajas y desventajas.

Algunas brindan mejores herramientas de análisis técnico, otras pueden ser mucho más intuitivas y sencillas para aquellos que no las requieren.

9.- Siempre controlar nuestros costos y comisiones. Hay plataformas que cobran por todo: custodia y administración, información en línea, además de una comisión por operación. Otras cobran un porcentaje de los activos administrados.

Los costos son importantes porque afectan nuestros rendimientos, por lo cual conocerlos es parte de elegir la mejor plataforma para nuestras necesidades particulares.

10.- Aprender de nuestros errores. Todos nos equivocamos. Todos. Pero muchos, cuando lo hacen, buscan justificaciones. Culpan al mercado, al asesor o a las recomendaciones contenidas en los reportes de análisis que recibe por ser cliente de la casa de bolsa.

Esto es un error: quienes tomamos las decisiones siempre somos nosotros. La única manera de aprender de ellos es asumirlos: tomar responsabilidad. Saber qué hicimos mal. Así construimos el camino del éxito.

Suscríbete a  https://PlaneaTusFinanzas.comhttps://PlaneaTusFinanzas.com y obtén de manera gratuita el minicurso Los Seis Pasos para Alcanzar tu Libertad Financiera.

Twitter: @planea_finanzas

[email protected]

Joan Lanzagorta

Coach en Finanzas Personales

Patrimonio

Ejecutivo de alto nivel en seguros y reaseguro con visión estratégica de negocio, alta capacidad de liderazgo, negociación y gerencia.

Además es columnista de Finanzas Personales en El Economista, Coach en Finanzas Personales y creador de la página planeatusfinanzas.com