Pues yo sigo pensando, como lo hice tras entrevistar a los miembros del equipo económico de los cuatro partidos contendientes a la presidencia, que el equipo más fuerte y sólido, por la experiencia de los integrantes, fue y sigue siendo el PRI. Tal como lo comenté en este espacio al compartirles la versión completa de mis entrevistas, me parece que mantienen un dream team económico.

Liderado obviamente por Luis Videgaray, cabeza del sector económico financiero, ex directivo en Protego, la consultoría de Pedro Aspe, ex secretario de Hacienda durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, el gran villano de la historia económica moderna.

Pero Videgaray es mucho más. Durante su gestión como secretario de finanzas en el Estado de México, consiguió nada menos que estabilizar las finanzas públicas, al grado que las agencias calificadoras elevaron su rating en más de tres escalones.

Este hecho pone de relieve que Videgaray puede entender las debilidades señaladas por las agencias como los factores que vulneran la situación financiera de largo plazo del país y que de fortalecerse, motivarán un aumento de la calificación soberana de México, que hoy se encuentra en el primer escalón de grado de inversión.

Pemex, la esperanza

Y quiero centrarme en el estratégico movimiento que pone en la dirección de Pemex, a Emilio Lozoya Austin, ex director del Foro Económico Mundial para América Latina. Desde ese sitio, Lozoya podrá, sin problemas, desarrollar la renovación de la paraestatal, la convertirá en una empresa rentable y saludable y podrá atraer el capital productivo necesario para ello.

Conoce de competitividad, competencia, apertura comercial, clima de negocios e inversión, así, sin los apellidos extranjero o nacional , como pocos.

Yo tuve la oportunidad de entrevistarle en tres ocasiones. Dos en su papel de directivo del WEF y una más, la más reciente, como miembro del staff económico de Peña Nieto, el candidato. Seguro si se le rasca un poco, se podría buscar un vínculo con Salinas de Gortari. Creo que de hecho, uno de sus profesores fue también Pedro Aspe.

Pero creo que más que significar un riesgo mayor para la economía mexicana por este vínculo, habría que darle el beneficio de la duda por su experiencia previa.

Porque si de filiación partidista se trata, me parece que poco se ha recordado que el PRI salió de las oficinas de Hacienda, hasta que entró Ernesto Cordero como titular de la Secretaria, en el año 2009. Y que la estabilidad económico financiera de México que se ha colgado como medalla el PAN por los 12 años de gestión, es resultado inequívoco de tecnócratas priistas. Porque la cancelación de las deudas con el FMI, en el lejano año 2000, no fue consecuencia de la gestión de Vicente Fox. Sino del mismísimo secretario de Hacienda José Angel Gurría, hoy secretario de la OCDE y de Guillermo Ortiz Martínez, ex banquero central mexicano. Ambos, priístas.

De mis apuntes

Como coordinador de asuntos internacionales de Enrique Peña Nieto, del candidato Peña Nieto, Lozoya pudo medir el pulso de los empresarios más importantes y poderosos del planeta, respecto a su percepción de negocios en México.

Lozoya acompañó al hoy presidente de México a todas sus giras internacionales, siendo su responsabilidad el road show con los empresarios globales. Estuvo de hecho presente en la gira por Washington, donde el presidente actual se entrevistó con el presidente de EU, Barack Obama.

Trabajó en Banco de México y el BID, y fue inversionistas en operaciones transfronterizas de Asia –América Latina.

Pronto les postearé lo que me dijo en aquella conversación sobre Pemex y la reforma.