Si las crisis económicas suelen ser determinantes en las decisiones del electorado, como ha quedado manifiesto en Francia, España, Irlanda y Grecia, me parece que hay una alta posibilidad de que los votantes mexicanos penalizarán al partido que ha tenido la mala suerte, de administrar al país en medio de la mayor crisis económica mundial desde los años treinta.

Si a este determinante de la decisión del voto pensado y razonado, agregamos el factor violencia e inseguridad , me parece que la inclinación electoral será similar.

Por ello, me llaman la atención dos eventos que al presentarse entre dos de los partidos de oposición, tienen el hilo conductor de la esperanza de bajar la inseguridad.

Primero, me referiré a la candidatura de izquierda de Miguel Ángel Mancera. Según las encuestas de Grupo Reforma, y Milenio – GEA ISA, le otorgan más del 52% de las preferencias, lo que da una ventaja superior hasta en 40 puntos o más, sobre sus dos oponentes.

21 años de izquierda en DF

De confirmarse los resultados de estas encuestas, Mancera conformaría la sexta administración capitalina de los partidos de izquierda.

Estaríamos hablando de unos 15 años de gobiernos de izquierda al frente de la Ciudad de México más los seis que vengan.

Antes que entrar en observaciones sobre la permanencia y resistencia del PRD y la izquierda en la capital del país, vamos a ver que carga positiva tiene este candidato en particular. Mancera fue Procurador de Justicia del DF durante 4 años.

Y la percepción más o menos generalizada entre los capitalinos, es que estamos relativamente aislados de la escalada de violencia que se está dando en el interior del país. ¿Es en verdad un logro del ex procurador? Al menos es una ventaja competitiva que está aprovechando en su campaña.

Peña – y el mejor policía del mundo

Ayer, el candidato del PRI, Peña Nieto, dio un anuncio que ganó importantes reflectores: la eventual contratación del ex director de la Policía Nacional de Colombia, general Óscar Naranjo Trujillo, como su asesor externo en materia de seguridad pública.

Basándose en la experiencia de éxito de Colombia, me parece que Peña Nieto pretende dar una oferta determinante para los electores indecisos.

El general Naranjo es el hombre público con más alta popularidad en Colombia.Sus trabajos de inteligencia, apoyaron importantes éxitos en las Fuerzas Militares contra grupos guerrilleros.

Combatió en todos los sectores de la delincuencia de Colombia. Modernizó la investigación judicial para combatir la delincuencia común y el crimen organizado. Contribuyó al desmantelamiento de los cárteles de Medellín y Cali y no es exagerado decir que se convirtió en un símbolo mundial de la lucha contra las drogas ilícitas.

¿Golpe maestro?

Con este currículum, difícilmente nos negaríamos a darle una oportunidad para tratar de hacer algo por nuestro México. Me parece, a botepronto, que este anuncio de la eventual contratación del general colombiano, como asesor externo, sumará varios puntos a favor de Peña Nieto y afianzará algunos de los que no estaban muy convencidos.

Lo cierto es que sea acompañando al candidato Peña Nieto, o asesorando al candidato o la candidata triunfadora, sería DETERMINANTE que el general Naranjo, participara de la limpia que necesita nuestro maravilloso país.

Quedan menos días para las elecciones. Ojala que nuestro voto sea bien razonado, sin apasionamientos.