Guanajuato.- El procurador estatal Carlos Zamarripa informó la detención de 23 elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Tarandacuao, así como tres personas más, quienes presuntamente participaban en actividades ilícitas como secuestro y homicidio, al servicio del grupo delictivo 'la Familia'.

El director de la Policía Municipal, Jesús Cárdenas Gómez, quien logró escapar, supuestamente llevaba una estrecha relación con Sergio Moreno Godinez, alias "el Amarillo", uno de los operadores del cártel.

Carlos Zamarripa indicó que en la investigación participaron en conjunto las procuradurías de Justicia del Estado y General de la República, así como las Fuerzas de Seguridad Pública del estado.

De acuerdo con las indagatorias, los policías participaron en el asesinato de tres personas, luego de que el director de la corporación les señalaba a quién debían localizar y detener, para entregarlo al grupo criminal, localizándose posteriormente sin vida y con mensajes de "la Familia".

"En fechas 20 de febrero, 20 de abril y 29 de abril de 2011, en el municipio de Tarandacuao, fueron localizaron los cadáveres de tres personas del sexo masculino, de las cuales las dos primeras tenían colocado un mensaje en el que su muerte se la atribuía el grupo criminal" explicó Zamarripa.

Derivado de las labores de inteligencia, se pudo establecer que en su comisión intervinieron elementos de policía preventiva del municipio de Tarandacuao.

Zamarripa destacó que los elementos de Seguridad Pública del municipio de Tarandacuao dijeron saber que su director formaba parte de una organización delictiva, que además les encargaba vigilar las entradas y salidas del municipio para que en caso de que tuvieran a la vista alguna unidad de otra corporación policial del estado, del Ejército o fuerzas federales, de inmediato la reportaran vía telefónica y no por el radio troncal.

Incluso, agregó Zamarripa, los policías municipales tenían instalado un módulo móvil en la carretera a Acámbaro, con la finalidad de mantener controlado el municipio y los alrededores y dar la información a los integrantes del grupo delictivo, encargados del control y transporte de venta de droga, así como de diversas actividades ilícitas, entre ellas extorsión, secuestro y homicidio.

El director de la Policía se encuentra prófugo. Tras la intervención de la Procuraduría, se aseguraron armas de fuego que no pertenecían a la corporación.

apr