Un convoy de 14 camionetas, con hombres armados, ingresó ayer a un poblado del municipio de Chimaltitán, Jalisco, colindante con Zacatecas, para asesinar a una familia dentro de la finca Ramón Corona, en la calle Ramón Corona, del barrio de San Pascual, informaron la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría del Estado y, por la tarde, la Procuraduría General de la República (PGR).

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado no ha dado a conocer nombres o apellidos de la familia acribillada por un número indeterminado de sicarios que ingresó al poblado y se enfiló directamente al rancho donde habitaba, ahí fueron acribillados cuatro personas y dos más quedaron heridos.

Fuentes de la PGR, la cual respalda la averiguación, dado que la investigación por homicidio corresponde a la Procuraduría del estado y el desglose por el uso de armas de grueso calibre y la participación de más de tres agresores, precisaron que los muertos son cuatro y dos más heridos, que son pareja sentimental.

La Dirección de Seguridad Pública del poblado, que es colindante con el estado de Zacatecas, destacó que al lugar llegaron entre 12 y 14 camionetas con varios hombres armados, que ingresaron a la calle Ramón Corona de la colonia Barrio de San Pascual, hasta la finca, donde se encontraban las víctimas.

Los agresores dispararon contra los que se encontraban en el lugar, personas de entre 60, 55 y 20 años de edad; quienes fueron lesionados son un hombre y una mujer sexagenarios, de acuerdo con las primeras investigaciones.

Los elementos de Servicios Periciales que se dieron cita en el lugar después de la agresión, levantaron decenas de casquillos de grueso calibre, mientras que el Servicio Médico Forense trasladó los cuerpos de los occisos y las ambulancias a los heridos a nosocomios cercanos en la zona norte de Jalisco para iniciar la indagatoria.

[email protected]