Monterrey.- Un menor de edad y un hombre que recién había regresado de laborar en Estados Unidos fueron asesinados a balazos en dos hechos violentos perpetrados durante la madrugada, informaron autoridades policiales.

En los primeros minutos de hoy, un adolescente de 14 años murió acribillado por delincuentes que le dispararon desde un vehículo de alquiler cuando caminaba por el cruce de las calles Toronja y Melocotones de la colonia Fomerrey 121, al norte de esta ciudad.

El occiso, del que se omitieron sus datos personales, empujaba una carriola con un bebé, acompañado de su madre, cuando de forma abrupta desde un taxi en el que viajaba también una mujer, le dispararon a corta distancia sin un móvil aparente.

Al arribar paramédicos de la Cruz Roja ya no le encontraron signos vitales debido a que recibió al menos dos impactos en la cabeza, mientras que su mamá y un infante de dos años resultaron ilesos.

Elementos de la Policía Ministerial y la Fuerza Civil del estado iniciaron las investigaciones.

Por otra parte, en el cruce de las calles Hoz y Brida de la colonia Fomerrey 113, también al norte de Monterrey, fue ultimado con armas de grueso calibre un hombre que había salido de su domicilio a comprar cerveza.

La víctima fue identificada como Eduardo Rodríguez Armejo, de 23 años de edad, apodado "El Nico", quien en días anteriores había retornado de laborar en Estados Unidos.

De acuerdo a versiones de un amigo y un menor que lo acompañaban, el occiso discutió con los ocupantes de un vehículo, quienes le dispararon a corta distancia con un fusil AR-15 que le provocaron la muerte instantánea.

Los dos cuerpos fueron trasladados al anfiteatro del Hospital Universitario para los procedimientos forenses de rigor.

MIF