Dallas.- José Treviño Morales, detenido y acusado de coordinar una operación de lavado de dinero para Los Zetas mediante la compra-venta de caballos de carreras, será trasladado a Texas para enfrentar los cargos.

Treviño Morales, hermano del líder de Los Zetas -Miguel Ángel Treviño, alias El Z40-, fue detenido con su esposa Zulema en el rancho Zule Farms, en Lexington, Oklahoma, donde operaban un criadero de caballos Cuarto de Milla.

Daryl Fields, vocero de la Oficina del Procurador para el Suroeste de Texas, informó que Treviño y su esposa comparecieron ante un juez federal la tarde del martes en la ciudad de Oklahoma para ser instruidos de los cargos.

La pareja está bajo custodia federal a la espera de su transferencia a una cárcel de Austin, Texas.

El vocero indicó que cuando la Oficina del Alguacil notifique del arribo de los acusados, la Corte Federal deberá programar la audiencia inicial del caso.

Fields dijo que desconoce si José y Zulema Treviño han contratado abogado. La pareja fue detenida al tiempo que cinco colaboradores en California, Texas y Nuevo México.

Los siete forman parte de los 14 sospechosos en una acusación por lavado de dinero emitida por un gran jurado federal el 30 de mayo y dada a conocer el martes.

Entre los acusados que permanecen prófugos están Miguel Ángel Treviño (El Z40) y su hermano Óscar Omar Treviño (El Z42), además de Raúl Ramírez, Francisco Antonio Colorado, Víctor Manuel López, Sergio Rogelio Guerrero y Luis Gerardo Aguirre.

Están acusados de conspiración para lavar parte de los multimillonarios ingresos que el tráfico de drogas deja al cártel de Los Zetas.

La acusación sostiene que desde el 2008, Miguel y Óscar Treviño orientaban porciones de dinero generado por la venta de drogas a su hermano José y a Zulema para que compraran, entrenaran, criaran y corrieran caballos Cuarto de Milla en Estados Unidos.

La acusación incluye transacciones millonarias para la compra de animales en Nuevo México, Oklahoma, California y Texas.

Según las autoridades federales, José y Zulema utilizaron compañías fantasma para esconder y disfrazar al verdadero propietario de los caballos.

Las autoridades solicitan al juez su autorización para confiscar unos 70 caballos Cuarto de Milla, los más valiosos de los aproximadamente 425 que poseían los Treviño.

Entre los caballos que se busca decomisar se encuentran ejemplares campeones como Mr. Piloto, ganador en el 2010 de un premio de 1 millón de dólares en la carrera All American Futurity, en Nuevo México.

Reclaman también el decomiso de Tempting Dash, ganador de la Carrera Dash for Cash en Grand Prairie, Texas, y de los también campeones Dashin Follies, Coronita Cartel y Separate Fire.

Solicitan, además, confiscar el rancho y los equipos ecuestres en Lexington, Oklahoma y en el Condado de Bastrop, en Texas, y reclaman tres cuentas bancarias utilizadas presuntamente para realizar las transacciones de lavado de dinero.

Las autoridades buscan también obtener una orden judicial por 20 millones de dólares, que representa la cantidad de dinero derivada de la conspiración.