Ante la posibilidad que los reos del Centro de Reinserción Social (CERESO) número 2 de Gómez Palacio, Durango, vuelvan a intentar un motín o fuga masiva y la inoperancia de las instalaciones a la que se llegó, luego de un análisis de seguridad federal y estatal, se determinó el traslado de todos los reos al CERESO número 1 en la capital de Durango.

El pasado martes se suscitó el interior del CERESO 2, un intento de fuga masiva con saldo hasta el momento de 23 muertos, internos que utilizaron diversas armas de fuego, mimas que utilizaron contra los custodios, lo que generó la muerte de 14 internos y nueve custodios, cifra que puede cambiar en las próximas horas, según autoridades estatales.

De acuerdo al informe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Durango, al frente de Jesús Antonio Rosso Holguín, se espera que en transcurso de la noche el Centro penitenciario quede desalojado en su totalidad’’, luego que autobuses custodiados por personal de las Fuerzas Federales y Ejército trasladaron a 535 reos al CERESO número 1.

Según la SSP del Estado al existir varios internos heridos de gravedad, por los disparos que recibieron en la confrontación puede aumentar el número de decesos, por lo que esperan los reportes de los nosocomios a donde fueron enviados –no especificó cuántos- al presentar heridas graves.

El pasado lunes Fuerzas Federales ingresaron al CERESO número 2, para llevar a cabo un traslado de 137 reos de alta peligrosidad a Centros Federales de Readaptación Social (CEFERESO) y una revisión para evitar armas y pese a eso, los reos que intentaron darse a la fuga contaban con varias de ellas.

Debido al cambio de CERESO de los reos el Código Rojo’’ que aplicó desde el martes disminuyó a preventivo, mientras las corporaciones municipales, estatales y federales, con apoyo perimetral del ejército, custodiaron los traslados al otro CERESO de Durango, con lo que se evitaría otro incidente de motín, enfrentamiento o fuga.

Sin embargo fuentes estatales y federales, expresaron que ahora corresponderá a la Fiscalía General de Durango, quien realice las investigaciones sobre el enfrentamiento, como conocer el ingreso ilegal de armas, con que un grupo de reos se enfrento con disparos a los celadores, dando muerte a nueve de ellos que evitaron la fuga masiva.

[email protected]