Los cadáveres inhumados clandestinamente se elevaron a 183 y las fosas halladas a 40, los hechos se derivaron de los actos criminales por la disputa de plaza entre Los Zetas y el Cártel del Golfo, principalmente en el municipio de San Fernando, Tamaulipas. Aún se sigue excavando, lo que podría aumentar la cifra, aseguró ayer la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibáñez.

Por otra parte, Alejandro Poiré Romero, secretario del Consejo de Seguridad Nacional y vocero del Ejecutivo federal en materia de seguridad, enfatizó: Tamaulipas está bajo el control del Estado mexicano, aunque enfrenta retos de seguridad derivados de la vulnerabilidad institucional local en comunidades claramente identificadas .

En una rueda informativa conjunta, donde no se permitió preguntas, ambos funcionarios hicieron un corte de caja sobre el hallazgo de las fosas a partir de que la PGR atrajo la investigación el pasado 2 de abril, en donde se expresó que están arraigados 74 presuntos responsables, entre ellos 17 policías municipales y líderes pertenecientes a Los Zetas.

Poiré Romero inició su intervención externando sus sentidas condolencias a los familiares de las víctimas de San Fernando y añadió que el gobierno federal ha fortalecido su presencia y capacidad en Tamaulipas para contener la confrontación abierta por el control de las rutas y mercados entre Los Zetas y el Cártel del Golfo.

Agregó que el hallazgo de San Fernando es un acto delictivo distinto al registrado en agosto del 2010, cuando fueron masacrados 72 migrantes, y que las acciones implementadas en los últimos días por la Policía Federal permitieron la liberación de 119 personas.

Sobre los cadáveres, agregó que se han entregado dos cuerpos y 120 más -ubicados en el Servicio Medico Forense del Distrito Federal (Semefo)- están siendo sometidos a muestras de ADN.

Por otra parte, autoridades localizaron 21 cadáveres más de fosas clandestinas en el estado de Durango, con lo que aumentó a 75 el número de cuerpos localizados en la zona, informó la Procuraduría estatal.

En un comunicado detalló que la búsqueda de cuerpos continuará este miércoles. Hasta el lunes pasado se habían encontrado 54 cadáveres.

En días anteriores y en una zona distinta de Durango, se encontraron otras fosas con 10 cuerpos completos y tres decapitados, así como cuatro cabezas humanas.

[email protected]