Actualmente en México sólo 25% de las policías estatales y municipales es apto para realizar labores de seguridad, reconoció el secretario de Gobernación (Segob), Alejandro Poiré, quien conminó a depurar a los elementos que no han aprobado los exámenes de control de confianza y se encuentran dentro de las corporaciones.

Durante su participación en la ceremonia de suscripción del Protocolo Alerta AMBER México, el funcionario federal reiteró que el país enfrentaba una crisis de seguridad debido al crecimiento muy significativo de los grupos criminales; sin embargo, destacó que durante la administración del presidente Felipe Calderón se implementaron estrategias de combate al crimen organizado.

El titular de la Segob recordó que 42,000 elementos de seguridad en el país aún no han sido destituidos de sus cargos.

Hoy sabemos que uno de cada cuatro policías estatales y municipales sí son aptos para el servicio. Hoy ya sabemos quién es quién, es un paso muy importante, por supuesto se tienen que hacer muchísimas cosas más, pero lo que es indudable es que hemos construido en estos últimos años una plataforma institucional de consenso político básico, de responsabilidad compartida y de acompañamiento, vigilancia, participación y presión social para que nunca más sea el caso de que en nuestro país descuidemos las instituciones de seguridad y justicia, para que nunca más quede como una tarea secundaria o no prioritaria el garantizar la seguridad de los ciudadanos , manifestó el encargado de la política interna del país.

Poiré afirmó que durante los últimos años y con la responsabilidad compartida de las autoridades de Estados Unidos se ha reconstruido poco a poco las instituciones y los mecanismos que van a permitir una sumisión auténtica de los criminales y restablecer la seguridad en el territorio mexicano.

Sin embargo, pidió no descuidar a las instituciones de seguridad y justicia, y evitar que ésta sea una tarea secundaria o no prioritaria para la autoridad. Para que en todo momento se tenga el compromiso de mantener la seguridad ciudadana como una prioridad absoluta de todos los servidores del Estado mexicano .

veronica.macias@eleconomista.mx