Los bares, restaurantes y centros nocturnos de Sinaloa tendrán prohibido transmitir los llamados narcocorridos, melodías de corte ranchero que hacen alusión al narcotráfico, informó ayer el gobierno local.

Esta prohibición forma parte de una reforma al reglamento que rige a esos establecimientos y se suma a una prohibición, vigente hace 20 años, de que en las radioemisoras se transmita música que elogie a delincuentes, informó Bernardo Cárdenas, subdirector de Inspección del gobierno de Sinaloa.

El estado es considerado feudo del Cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán, prófugo desde el 2001.

Los narcocorridos hacen parte de la llamada música norteña, convertida en uno de los géneros más populares desde el sur de Estados Unidos y hasta el norte de Sudamérica. Su popularidad hizo que el premio Grammy Latino estableciera una categoría especial para premiar las obras más populares.

Cárdenas explicó que con esta medida se busca combatir la cultura del narcotráfico de enaltecer criminales, conductas antisociales y actividades ilícitas .

El funcionario recordó que en marzo una balacera en un centro nocturno del balneario de Mazatlán, cuando se presentaba un grupo de ese género, dejó seis muertos y 20 heridos.

Los establecimientos tendrán un plazo de un mes para acatar la restricción o sus permisos para vender bebidas alcohólicas podrían ser cancelados.

El gremio de propietarios de restaurantes de la región anunció que acatará la disposición.

En Sinaloa se han registrado este año unos 700 homicidios ligados al tráfico de drogas.

El narcotráfico también ha cobrado su cuota de sangre entre los músicos que interpretan este tipo de música con el asesinato de tres de ellos este año.

En este rubro, el vocero en materia de seguridad del gobierno federal, Alejandro Poiré, consideró que los narcocorridos son una apología del delito.

A través de su cuenta de Twitter, Poiré Romero escribió que a los narcocorridos hay que enfrentarlos con la cultura de la legalidad.

Narcocorridos son apología del delito y promueven salidas falsas. Hay que enfrentarlos con una cultura de la legalidad. Bien por @malova2010 , expuso luego de que el gobernador de Sinaloa Mario López Valdez (Malova) restringiera la difusión de ese tipo de música, así como las presentaciones públicas de grupos que las cantan.

En un segundo tuit, Alejandro Poiré comentó que la seguridad auténtica también depende de un tejido social que rechace el delito, especialmente entre los jóvenes.

De igual forma, el también Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional aprovechó este medio para exhortar a las autoridades locales a certificar a los altos mandos de las instituciones policiacas y de procuración de justicia.

Incluso en su blog, el cual se encuentra en la página web de la Presidencia, Poiré Romero argumentó que los exámenes de control de confianza a los altos mandos constan de cinco pruebas: médica, toxicológica, psicométrica, socioeconómica y de polígrafo.

El pasado 16 de mayo dimos a conocer algunas cifras de avance en el tema, destacando que a esa fecha solamente 52.66% de los altos mandos ya había sido evaluado. Tras el anuncio, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública ha recibido varias peticiones para programar las evaluaciones pendientes y, con ello, cumplir con esta tarea lo antes posible , precisó. (Con información de Agencias)