Tres repartidores del periódico local Noroeste, en el estado mexicano de Sinaloa, fueron atacados y uno de ellos herido de bala, en actos intimidatorios por haber publicado una información sobre la elección del 4 de julio próximo, denunció el viernes una organización civil.

"Sujetos armados atacaron y despojaron de sus vehículos a tres repartidores del diario Noroeste, uno de los cuales fue herido con arma de fuego, la madrugada del pasado 1 de junio en Culiacán, capital de Sinaloa", dijo en un comunicado el Centro de Periodismo y Etica Pública (CEPET).

El director del periódico, Manuel Becerra, había señalado que el diario informó recientemente sobre "el uso de la estructura de la Universidad Autónoma de Sinaloa para apoyar la campaña del PRI, que hoy gobierna el estado".

En la madrugada del 1 de junio tres repartidores del diario fueron interceptados por hombres armados en diferentes puntos de Culiacán.

Los agresores los despojaron de sus motocicletas, y en uno de los casos subieron al repartidor a una camioneta, después lo bajaron, le pidieron que se hincara y lo hirieron en el abdomen, cuando éste aprovechó un momento para huir corriendo.

Becerra consideró que se trató de agresiones directas contra esa casa editora y atribuyó la agresión al ambiente que se vive en la entidad, previo al próximo proceso electoral el próximo 4 de julio, cuando habrá elecciones en 14 estados de México.

México se ha convertido en el país más peligroso para ejercer el periodismo de América Latina, de acuerdo con ONGs y asociaciones de prensa nacionales e internacionales.

Según la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos, 61 periodistas han sido asesinados en México desde 2000, cinco de ellos en lo que va del año.

/doch